La economía estadounidense se expandió un menor ritmo que el anticipado en el segundo trimestre a medida que los consumidores reducían sus gastos.

En tanto, las revisiones mostraron una desaceleración desde inicios del año mucho más pronunciada que lo estimado previamente. El producto interno bruto creció a una tasa anual ajustada por factores estacionales de 1.3% entre abril y junio, informó el viernes el Departamento de Comercio. El PIB del primer trimestre fue revisado a la baja a un crecimiento de 0.4%, muy por debajo de la expansión de 1.9% estimada previamente.