El Fondo Monetario Internacional rebajó el martes al 4% su proyección de crecimiento mundial para 2012 y advirtió de "graves repercusiones" para la economía mundial si los gobiernos de Estados Unidos y la zona euro no adoptan con urgencia política enérgicas.

El FMI sostuvo que las economías de Estados Unidos y Europa posiblemente experimenten profundas recesiones, lo que crearía una "década perdida" de crecimiento si no hay un esfuerzo concertado de los gobierno alrededor del mundo. La entidad publicó su dura evaluación en su informe "Perspectivas de la economía mundial". En junio, el fondo proyectó que la economía global crecería un 4.5% el próximo año.