La Associação Brasileira de Proteína Animal (ABPA) fue informada hace poco que el Gobierno de Malasia acaba de abrir su mercado a las importaciones de carne de pollo halal producido en Brasil.

El comunicado del Departamento de Servicios Veterinarios de Malasia, recordado por el Ministerio de Agricultura, Industria Pecuaria y Abastecimiento, indica la habilitación de una planta de la empresa JBS, ubicada en Amparo (SP).

Otras 10 plantas esperan la misma aprobación para embarcar productos a ese país con casi 30 millones de habitantes, en su mayoría, islámicos.

“La apertura de Malasia era una de nuestras metas más importantes para este 2015, cumplida luego de años de negociaciones. Esta es una conquista que valora internacionalmente la capacidad brasileña de producción de carnes producidas mediante el rito halal a los mercados más exigentes. Se trata de la primera de una serie de habilitaciones que esperamos que, naturalmente se vayan a dar”, destaca el presidente ejecutivo de la ABPA, Francisco Turra.