Las fitasas que actualmente hay en el mercado difieren notablemente en términos de características clave. Como resultado, es vital entender el impacto sobre el desempeño y la posible recuperación de la inversión, para escoger un buen producto, dice el Dr. Gilson Gomes, gerente técnico de AB Vista.

"Es un desafío especial para aquellos que quieren usar la superdosis para eliminar el fitato como un antinutriente, en lugar de solamente liberar fósforo", resalta. "La eficacia de la fitasa en dosis altas depende mucho de una serie de características importantes, todas las cuales varían de un producto al otro".

Por ejemplo, es vital una buena estabilidad de la fitasa durante el procesamiento y en el tubo gastrointestinal. También lo es el nivel alto de actividad en el pH bajo que se encuentra en el estómago, junto con la capacidad de continuar la descomposición del fitato, incluso en bajas concentraciones para llevar a la casi completa eliminación y minimizar los efectos antinutriente del fitato.

"Es mucho más sencillo escoger una fitasa efectiva y confiable una vez que se entiende el impacto de estas características clave", comenta el Dr. Gomes. "Por ejemplo, la fitasa Quantum Blue se desarrolló específicamente para maximizar la destrucción del fitato, así que cuando se aplica a una dosis mayor a la estándar, va a proporcionar una degradación más eficiente y completa del fitato en el estómago”.

"El resultado es un desempeño animal mejor y más constante, y una posible recuperación de la inversión más alta. Sólo hay que recordar que poner la fitasa en el alimento es la parte más fácil; el verdadero desafío es en primer lugar, el escoger la fitasa correcta".