Después de siete años de trabajos de investigación, el Centro de Investigación Agrícola Tropical (CIAT), brazo técnico de la Gobernación de Santa Cruz en Bolivia liberará una variedad de soya resistente al glifosato y otra convencional que se adaptan muy bien a todas las zonas.

Aunque las variedades aún no tienen nombre, el portal notiboliviarural.com informó que se darán a conocer este año en invierno. Además indicaron que “el material a liberar es de ciclo de 115 días, con buen crecimiento de altura de planta que ramifica bastante y con buenos rendimientos”. Junto con esto, la recomiendan para las dos campañas. “Es un material que se adapta muy bien a la zona norte y este, donde en ensayos los rendimientos obtenidos fueron de 2.5 a 3.5 toneladas en verano y de 2 a 3 toneladas en invierno”, explicó Fernando Morales responsable del Proyecto Soya del CIAT.

Comparada con la soya convencional, informa el portal que los dos nuevos materiales a liberar se destacan también por su buena sanidad en cuanto a las enfermedades.

Las variedades estarán a disposición de los productores en la campaña de verano 2016. Vale la pena señalar que el CIAT, a lo largo de sus cuarenta años de vida, ha liberado 45 variedades de soya, entre las últimas destacan Sirari, Caoba y Asaí, que las usan los agricultores del departamento.