Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Mercados y negocios / Manejo, producción y equipo
1507IApronaca_photo1
El Sr. Andrés Pérez Espinosa, director de Relaciones Institucionales de Pronaca en Quito, dice que todavía ven mucho crecimiento hacia el futuro.
28 de mayo de 2015

Pronaca: con miras a la expansión extramuros

Con un fuerte apego al campo, conciencia del valor agregado y conocimiento de los mercados, Pronaca está lista para dar un paso más allá.

Pronaca tiene casi 60 años de existencia. Ha pasado por varias fases: nació como una tienda de suministro de insumos agrícolas; después se transformó en una empresa de incubación de pollo, se convirtió en una empresa de crianza de reproductoras, luego empezó con el engorde, hasta que finalmente en 1979, luego de pasar por un momento muy difícil, se conformó en la Procesadora Nacional de Aves. Al incorporarse otros socios, empieza ya el desarrollo y crecimiento de la Pronaca actual.

La empresa tiene además otros negocios: cerdo, palmito, conservas, valor agregado, arroz y alcachofa. Un enorme espectro de los alimentos de los ecuatorianos.  Pronaca ha registrado un crecimiento sostenido, que la ha llevado a facturar en 2014, la cantidad de 870 millones de dólares, para así convertirse en una de las cinco primeras empresas en ventas en el Ecuador. Cuentan con 106 centros de operación en todo el país, manejados por alrededor de 8,500 trabajadores, de tal forma que Pronaca es uno de los más importantes empleadores privados.

¿A dónde va el crecimiento?

“Nosotros todavía vemos mucho crecimiento hacia el futuro, pero sobre todo pensamos que debe estar orientado hacia externalizar nuestro nombre, nuestra marca y nuestros conocimientos", dice el Sr. Andrés Pérez Espinosa, director de Relaciones Institucionales de Pronaca.

La visión al futuro de la empresa no se refiere particularmente a exportar, sino a llevar las operaciones fuera de sus fronteras. “Ya hemos tenido algunas experiencias en Brasil, Colombia y Costa Rica; pero no han sido emprendimientos grandes. Ahora ya pensamos que hemos llegado a la edad en la que debemos pensar un poco más en grande”.

Pronaca tiene en la mira principalmente los países cercanos, en la región andina. “Vemos con muy buenos ojos lo que está sucediendo en Perú” señala el Sr. Pérez. La cuestión es que ya han alcanzado niveles en el ámbito nacional que son difíciles de superar. En pollo cuentan con un tercio del mercado nacional, “mercado que se nutre al 100 por ciento de productos locales y en el cual el crecimiento es más que nada orgánico, más que el cuantitativo”.

Producción avícola: pollo

En el Ecuador se producen entre 200 y 220 millones de pollos al año. “Nosotros calculamos que está entre 210 y 220, por los 215 millones”, añade el Sr. Pérez. Entonces, si Pronaca tiene la tercera parte del mercado, produce unos 72 millones de pollos de engorde al año.  De esos 72 millones de pollones al año, aproximadamente el 50 por ciento se vende procesado y el otro 50 por ciento en pie.

En cuanto al procesamiento, se refiere a pollo listo para el consumo y los productos con valor agregado. Justamente cuando Pronaca nació como tal, se montó la primera planta de procesamiento avícola en el Ecuador. Esa fue la visión de Don Luis Baker, su fundador. No obstante, no se puede descuidar el resto del mercado, por lo que tienen que mantener las dos líneas.  En cuanto al mercado de los productos procesados, el Sr. Pérez está convencido de que definitivamente va a crecer. “Es otro de los pilares que nosotros vemos para el crecimiento. Ponerle cada vez más valor agregado a lo que hacemos y cubrir esas necesidades de la sociedad moderna”.

Producción avícola: huevo

En lo que respecta a la producción de huevo, la empresa tiene unas 600,000 gallinas ponedoras en producción. De acuerdo con la base de datos de Wattagnet.com de las Empresas Líderes, Pronaca es el principal productor de huevo en el Ecuador. No obstante, dice el Sr. Pérez, “No sé si somos los más grandes; en la producción de huevo contamos con un 8 o 9 por ciento del mercado”.

La producción ecuatoriana de huevo es un negocio muy atomizado y muy competido. Hay ciertas zonas del país en las que en la producción del huevo comercial hay centenares de productores con pocas gallinas. Además, es difícil agregarle valor al producto.  No obstante, Pronaca cuenta con su línea de huevos con omega 3, pone fecha de caducidad, clasifica por tamaños pequeño, mediano, grande y gigante para darle ese tipo de opciones a los consumidores. Para la industria alimentaria pasteurizan huevo líquido.  “Nos ha ido bien. Hemos logrado mantener la rentabilidad del negocio que es complicado por la gran competencia que existe”.

Sistema de producción de pollos

Durante la entrevista en las oficinas de Pronaca, el Sr. Pérez nos explicó, “Nosotros somos muy apegados al campo, y de hecho el propósito de la compañía es el de alimentar bien, desarrollando el agro ecuatoriano. Por ahí está nuestra mejor y mayor contribución”. La empresa cuenta con programas muy importantes de fomento agrícola. “De hecho, nosotros no producimos al cien por ciento todos los pollos, si no que tenemos un programa de integración con otros avicultores independientes”.

“Producimos así el 50 por ciento; el otro 50 por ciento lo producimos con integración”. Este mismo sistema lo van a aplicar en la producción de otras proteínas (cerdos y bovinos). Este modelo es el que mejor resultado les ha dado, modelo que incluso lo están replicando otros.

En esta forma particular de trabajar, Pronaca lleva la tecnología, los avances genéticos, acompaña al productor con toda la asistencia técnica y al final le compran la producción. “Creemos que es el círculo perfecto para desarrollar el agro, entre otras cosas”, comenta el Sr. Pérez.

Aprendizaje de la experiencia: bioseguridad avícola

“Para Pronaca, particularmente la bioseguridad es la ley de Dios”, hace énfasis el Sr. Pérez y nos recuerda del problema que tuvieron en los años 70, en el que la compañía casi desaparece.  Este problema se debió a un brote de hepatitis en las granjas que diezmó la población avícola y que ha sido el aprendizaje más costoso, pero más certero. “Si alguna lección quedó fue que con la bioseguridad no se juega un milímetro”. De esta forma, las normas de Pronaca son tremendamente estrictas, además de que cumplen con programas como HACCP.

Desafíos para el futuro

El crecimiento y la expansión es lo principal, ese es su mayor reto. “El convertirnos en una empresa internacional es un gran desafío, además de mantener los ritmos de crecimiento. Hay que buscar nuevos horizontes, el desarrollo de nuevos productos, de nuevas líneas”.

Pronaca invierte mucho dinero en innovación, investigación de mercado e innovación de productos porque saben que es ahí donde van las cosas y así contribuir a que el Ecuador mejore sus niveles de competitividad.  “Eso es fundamental para nosotros, porque estamos muy cercanos al campo, trabajamos muy de cerca con el gobierno para promover cultivos, como es el caso del maíz”. El Ecuador era deficitario en este grano, pero ahora prácticamente es autosuficiente. 

Pronaca ha trabajado muy de cerca, con incentivos para el cultivo, junto con el gobierno para que dotar a los agricultores de semilla certificada y de buenas prácticas, para que a la larga los lleve a ser exportadores. El otro desafío que tiene Pronaca es que esta experiencia tiene que pasar por la competitividad. Ha llegado el día en que este proceso debe caminar por sí solo.

Comments powered by Disqus