Luego de cuatro temporadas de ausencia de los mercados internacionales, la carne de pollo producida en Paraguay avanza este año en la búsqueda de nuevos destinos extranjeros. De febrero a mayo pasado, los avicultores paraguayos habían logrado exportar 74.5 toneladas a dos países del África occidental: Ghana (49.2 toneladas) y Guinea Ecuatorial (25.3 toneladas).

Si se logra un acuerdo en el precio, Paraguay podría disparar significativamente sus exportaciones gracias al interés expresado en junio por una delegación comercial qatarí de visita a Asunción. Según los diarios ABC y La Nación, ese pequeño país del Golfo Pérsico, con un alto nivel de vida y poder adquisitivo de sus ciudadanos, podría comprar 5,000 toneladas de pollo paraguayo al mes, unas 60,000 toneladas anuales.

De finiquitarse estas negociaciones, el 60 por ciento de la actual producción paraguaya de pollo se destinaría a satisfacer la demanda en Qatar. En 2014, Paraguay produjo 100,000 toneladas de pollo, luego del beneficio de 56.8 millones de aves. Pese a esto, el viceministro de Ganadería del Paraguay, Marcos Medina, expresó que “estamos en condiciones de proveer este requerimiento sin desabastecer el mercado interno porque la capacidad instalada está lista para hacer crecer la producción, justamente impulsada por las exportaciones”.

No obstante, el funcionario reiteró que “se trata simplemente de una consulta” y destacó que Paraguay se encuentra libre de la enfermedad de influenza aviar con vacunación. El Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal(Senacsa)se encuentra trabajando para cumplir con las exigencias sanitarias para el sector avícola. El consumo per cápita anual en Paraguay de carne de pollo está en 18.5 kg, luego de triplicarse en la última década (en 2004 era de 6.3 kg), favorecido en buena parte por tener esta carne blanca un precio hasta tres veces menor que el de la carne de res.