Sin temor a equivocarse, Ricardo Santin, Vicepresidente de Aves de la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA) dijo en rueda de prensa: “Somos los mejores productores avícolas del mundo”.

Esto tiene fuertes fundamentos: Brasil es el tercer productor mundial de pollo, con un 15 por ciento de participación en el mercado mundial, después de China y Estados Unidos. Pero, es el primer exportador de esta proteína animal en el mundo, lo cual le genera 8,500 millones de dólares de ingresos por la exportación de 4.1 millones de toneladas (cifra de 2014). En exportaciones, cuenta con el 38 por ciento de participación en el mercado y dadas las circunstancias sanitarias actuales en el mundo, es muy probable que siga siendo el mayor exportador en los años venideros.

Por ejemplo, este año esperan aumentar las exportaciones de 4.1 millones de toneladas a 4.3 millones de toneladas. Para ello, productores y autoridades gubernamentales trabajan en conjunto para lograr el objetivo. A la lista de países que importan productos avícolas brasileños, que ya suman 158, acaban de añadir Malasia y Myanmar en los últimos días. Arabia Saudita es el principal destino de las exportaciones avícolas brasileñas.

Publicidad

Además de todo esto, cuentan con una buena base de material genético desarrollado en el país, disponibilidad de granos y agua, buen estatus sanitario y tecnología. Pero las exportaciones no son todo. Con 42.7 kg por persona de consumo de pollo, el 70 por ciento de la producción se destina al consumo nacional, por lo que el 30 por ciento restante es para el mercado internacional.

A partir de hoy se realiza en São Paulo, Brasil el SIAVS, Salón Internacional de la Avicultura y Porcicultura, organizado por la ABPA, evento de suma importancia para la avicultura de este gigante de la producción.