El diario El Pueblo, de sureño departamento peruano de Arequipa, informó que en esta región el consumo de carne de pollo mantiene desde hace seis años un crecimiento constante del 20 por ciento, “lo que hará que alcance en poco tiempo el promedio de Lima. Un arequipeño consume en promedio 40 kg de carne de esta ave al año, siendo una de las regiones con mayor demanda en el país, pero todavía lejos de los casi 70 kg registrados en la capital y su área metropolitana”.
De acuerdo con el presidente de la Asociación Peruana de Avicultura (APA), José Vera Vargas, citado por el mismo periódico, “la región Arequipa representa el 10 por ciento de la producción total, gracias a dos importantes empresas avícolas con sedes en Cerro Colorado y La Joya. Está por debajo de Trujillo (20 por ciento de la producción nacional) y Lima (60 por ciento)”, añadió el dirigente gremial.

Publicidad

Por su parte, el rotativo boliviano Página Siete reseñó que “según datos del Ministerio de Desarrollo Rural, a junio, el consumo de pollo por persona se situó en 34.72 kg, pero esta cifra será mayor considerando que aún estamos a mitad de año y porque luego de invierno hay una temporada alta de producción y consumo”, haciendo eco de declaraciones suministradas por el director del Observatorio Agroproductivo del Ministerio de Desarrollo Rural, Jorge Guillén.
El consumo per cápita en 2014 fue de 35.57 kg. Cochabamba y San Cruz son las principales regiones bolivianas productoras de pollo; y es en La Paz donde más se consume esta carne con 62.4 kg por persona. En Beni y Pando la demanda es de sólo 5.4 kg per cápita. En definitiva, los 10 millones de bolivianos consumen cada año 179.3 millones de pollos, cada uno con un peso aproximado de 2.1 kg. La Paz, Cochabamba y Santa Cruz son responsables del 92 por ciento de la demanda.