Argentina es el tercer productor global de soya, gracias a sus 20 millones de hectáreas cultivadas con esta oleaginosa; bastante lejos de los 1.3 millones de hectáreas con que cuenta Uruguay, que no obstante se encuentra dentro de los ocho principales exportadores del grano en el mundo. Las buenas cosechas soyeras en ambos países fueron destacadas por la agencia china de noticias Xinhua.
Precisamente, el 95 por ciento de la zafra de soya charrúa se exporta y de ese total el 80 por ciento tiene como destino el gigante asiático. Citando reportes de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria de Uruguay (Opypa), Xinhua informó que la cosecha del grano en este país “será entre 3.2 y 3.5 millones de toneladas, resultado muy parecido a los presentados en 2013 y 2014”.
Gonzalo Souto, vocero de la Opypa, dijo a la agencia china que “la soya uruguaya, salvo por pequeños detalles, es igual a la que se produce en Argentina, Paraguay y Brasil. Internamente existe un cierto incremento de colocación de soya, que se ubica entre 150,000 y 200,000 toneladas para la producción de biocombustible”. El excedente es exportado, convirtiéndose en los últimos años en el principal producto de exportación uruguayo (20 por ciento de los envíos al exterior).

Publicidad

Del otro lado del Mar del Plata, la molienda de soya alcanzó un récord en el primer semestre de 2015 en Argentina, con más de 18.51 millones de toneladas, según informó el Ministerio de Agricultura de este país. “El procesamiento de esta oleaginosa marcó una cifra histórica en junio”, destacó Carlos Casamiquela, titular de ese despacho.
La molienda de junio fue de 4.5 millones de toneladas, cerrando un primer semestre con un total de 18.5 millones de toneladas de soya molidas, las cuales superaron el récord de igual periodo del año pasado establecido en 18.3 millones de toneladas. No obstante, la capacidad instalada para la molienda de soya en Argentina es de 56 millones de toneladas/año.