Con relación a la huelga de Fiscales Federales Agropecuarios declarada la semana pasada en todo el país, la Associação Brasileira de Proteína Animal (ABPA) informa que sigue con preocupación el impacto generado por el movimiento en el sector productor y exportador de avicultura y porcicultura del país.

Los informes proporcionados por las empresas asociadas señalan que no se han despachado contenedores programados para embarcar carnes de aves y de cerdo, además de huevos, debido a la falta de la firma de los certificados sanitarios por parte de los fiscales, requisito obligatorio para el proceso de exportación. Como consecuencia de esto, ya empezaron a haber pérdidas que han reconocido las empresas del sector.

Publicidad

Frente a esto, la asociación manifiesta su preocupación por las consecuencias de la continuidad del movimiento, junto con los exportadores avícolas y porcícolas. En un período de fuerte crisis económica, las exportaciones de los sectores, que registraron crecimientos en los últimos meses, han desempeñado un importante papel en la generación de divisas para Brasil y en la conservación de empleos y de la renta, especialmente, en ciudades del interior del país.

En este sentido, la ABPA apela al buen sentido del movimiento huelguista, para que se retomen los procesos para que se realicen los embarques, y así evitar más daños a los sectores y también la imagen del país ante sus clientes internacionales.