Funcionarios técnicos del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de México (Senasica), visitaron Brasil el pasado agosto para llevar a cabo auditorías de más plantas de procesamiento de pollo para que sean elegibles para exportar a México, según se informó en el boletín MondayLine de USAPEEC.

José Luis Cruz, director para México del USAPEEC dijo que Senasica ha solicitado más información técnica de las plantas de Brasil, de tal manera que se espera que en los próximos meses el organismo apruebe de seis a ocho plantas más para enviar producto a México.

Los procesadores cárnicos mexicanos están preocupados por el suministro adecuado de ingredientes avícolas para sus plantas, en el caso de que reaparezca la influenza aviar altamente patógena en EUA, cuando enfríe el clima. Cruz dijo que los procesadores quieren diversificar los proveedores del producto para procesamiento ulterior.

Publicidad

Desde que el gobierno mexicano autorizó hace dos años la importación de productos avícolas de países con los cuales México no tiene acuerdos de libre comercio, se han aprobado para exportación a México sólo cinco plantas brasileñas y dos argentinas.

Cruz dijo también que se ha cubierto menos del 5 por ciento de la cuota de importación de 300,000 toneladas aprobadas por el gobierno en la autorización de importación especial. Los productos avícolas estadounidenses representan más del 96 por ciento de las importaciones de pollo de México, en particular pierna y muslo y carne de pollo separada mecánicamente, al tiempo que las importaciones de otros países han seguido bajas, debido de la continua recuperación de la producción nacional de pollo y de los precios estables.

La producción mexicana de pollo ha aumentado 2 por ciento al año desde 2014, por lo que se espera que crezca al mismo ritmo en 2016, a casi 3.2 millones de toneladas.