En la foto: El código que se imprime en la cáscara de los huevos producidos en la UE contiene información que el consumidor ya identifica. Cortesía del Instituto de Estudios del Huevo, Madrid, España.

“El huevo, de etiqueta”, que informa al consumidor sobre el Modelo Europeo de Producción, ha inaugurado su segundo año de campaña en el marco de la Semana del Huevo, que finaliza el 9 de octubre, el Día Mundial del Huevo. Inprovo (Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos) ha presentado, además, los resultados de la segunda oleada de la encuesta “Huevómetro”, que reflejan un mayor conocimiento de los consumidores sobre este alimento, su marcado y etiquetado. “El huevo, de etiqueta”, cofinanciada por la Unión Europea y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, hace visible el trabajo del sector y su compromiso con la sostenibilidad.

Hace poco más de un año, los resultados del primer “Huevómetro” sorprendían con el dato de que tan solo un 2 por ciento de los consumidores españoles entendía el significado del código impreso en el huevo. Además, 7 de cada 10 desconocían la existencia de normas que regulan su producción. “El huevo, de etiqueta” se propuso entonces explicar a los consumidores las características de la producción de huevos en la Unión Europea y facilitar la elección de los que mejor se adapten a sus preferencias.

Los protagonistas y portavoces de la campaña son los profesionales del sector (productores, veterinarios, nutricionistas, técnicos de calidad, personal de clasificación). En los encuentros informativos con consumidores y estudiantes, y en los vídeos disponibles en la web de la campaña, explican su trabajo en las granjas y centros de embalaje, demostrando su compromiso con las normas sobre inocuidad alimentaria, respeto al medio ambiente, bienestar y sanidad animal. De este modo, garantizan huevos frescos y seguros desde la granja  al consumidor, así como una producción sostenible.

Publicidad

El Modelo Europeo de Producción, más cerca del consumidor

Las conclusiones de la segunda oleada de la encuesta “Huevómetro” reflejan, entre otros aspectos, el éxito de la campaña en uno de sus principales objetivos: mejorar el conocimiento y la percepción social del  Modelo Europeo de Producción. Casi un 10 por ciento más de consumidores asegura conocer la existencia de normas que garantizan la inocuidad alimentaria y la sostenibilidad en la producción de huevos de gallina.

Además, ha aumentado en un 30 por ciento el número de personas que relaciona el código impreso en la cáscara del huevo con el sistema de producción y la granja de la que procede.

En un año han aumentado los consumidores que aseguran comprar huevos por la calidad del alimento y por la información completa que ofrece el etiquetado. Por otra parte, se observa una mayor confianza del consumidor en la información facilitada por las Administraciones Públicas y por los productores respecto al año pasado.

Las acciones de la campaña, que continuarán durante este segundo y último año, se reforzarán con nuevos encuentros entre productores y consumidores y estudiantes, así como la entrega de material informativo.