El segundo productor mundial de soya aumentó en un 3.3 por ciento las proyecciones que había hecho en noviembre para la cosecha de esta oleaginosa en el periodo 2015-2016. La información fue difundida por la agencia noticiosa china Xinhua, que recogió estimaciones publicadas el 14 de diciembre por la Asociación Brasileña de las Industrias de Óleos Vegetales (Abiove).

De acuerdo con el nuevo estimativo, la próxima zafra brasileña reunirá 99.4 millones de toneladas de soya, algo más de las 96.2 millones de toneladas que había presupuestado Abiove el mes pasado. Para 2016, las exportaciones de soya brasileña fueron calculadas en 55 millones de toneladas, un 2.2 por ciento más que en la anterior previsión, y un 1.9 por ciento más que las estimaciones totales para 2015, de 54 millones de toneladas. La producción de harina de soya el año que viene debe alcanzar los 30,9 millones de toneladas, un 1 por ciento más que la prevista para este año, mientras que la de óleo de soya fue mantenida en 8.05 millones de toneladas, un 0.6 por ciento más que los 8 millones de toneladas previstos para este año.

La Abiove también aumentó en 1.,1 por ciento la producción prevista para la cosecha de soya 2014-15 en Brasil, hasta los 96.2 millones de toneladas, superando los 95.2 millones de toneladas previstos en noviembre. La exportación fue elevada a los 54 millones de toneladas, un 18.2 por ciento más que en el año pasado.

Publicidad

Por su parte, el procesamiento de soya este año fue aumentado a 40.4 millones de toneladas, y el de harina de soya creció 6.4 por ciento hasta los 30.6 millones de toneladas. La producción de aceite de soya en este año fue elevada 0.6 por ciento hasta los 8 millones de toneladas, 7. 5 por ciento más que en la cosecha anterior.

El liderazgo mundial en la producción de soya seguirá siendo de Estados Unidos, país que en el periodo 2014-2015 fue responsable del 34 por ciento de la zafra global con 108 millones de toneladas. Con sus niveles de producción, Brasil se sostiene como segundo productor mundial, con el 30 por ciento de la cosecha soyera.