El sector avícola continúa promoviendo el conocimiento y aplicación de la norma técnica NTC6116, expedida el 6 de mayo de 2015 y destinada a estandarizar la producción de ovoproductos, luego de tres años y medio de un trabajo conjunto adelantado por la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) y el Instituto Colombiano de Normas Técnicas (Icontec).

En declaraciones al periódico bimensual Agronegocios, Andrés Valencia Pinzón, presidente ejecutivo de Fenavi, “el objetivo de esta primera norma es establecer los requisitos técnicos de calidad e inocuidad que deben cumplir las empresas que elaboran los ovoproductos, y de esta forma garantizar la calidad de los que se comercializan en el país. La norma aplica para los productores, importadores, cadenas de abastecimiento y usuarios en general que quieran de manera voluntaria cumplir con los requisitos de calidad de los ovoproductos”.

Luz Dary Santamaría, ingeniera profesional de normalización del Icontec, consultada por el mismo medio de comunicación, explicó que “los fabricantes de productos alimenticios derivados del huevo aprobaron el estudio del documento normativo NTC 6116 y hoy puede ser adquirido por las empresas por un costo de 33,000 pesos (US$ 10)”. Para Gonzalo José Flórez, director comercial de Avinal, empresa que produce más de un millón de huevos diarios, celebró así la entrada en vigencia de esta norma: “confiamos en que sea un paso importante hacia la formalización y desarrollo del mercado. Otro aspecto importante que se destaca de la norma es que garantiza la calidad nutricional”.

Publicidad

El informe destaca igualmente que el huevo es “alta fuente de la proteína y solo aporta cinco gramos de grasa por unidad o porción; un ovoproducto sea líquido, pasteurizado o en polvo, debe conservar la misma densidad de estos nutrientes, como indica la norma. Para las empresas y los proveedores es de gran importancia tener esta norma no solo porque es de consulta permanente, sino además porque permite establecer criterios de aceptación y rechazo de los productos y procesos”.

Finalmente, el presidente de Fenavi afirmó que la NTC 6116 “es una ayuda para estandarizar los procedimientos de las empresas, lo cual les permite mejorar internamente y ser más competitivos en los mercados, ya que, establece unos requisitos muy estrictos de los parámetros que se deben cumplir. Algunos lineamientos de la norma tienen que ver con una elaboración de productos en condiciones higiénicas apropiadas. Se deben rechazar los huevos que han iniciado el proceso de incubación. También se permite el uso de aditivos y de ingredientes considerados en la legislación nacional vigente o en su defecto en el Codex Alimentarius. Los productos deben cumplir los límites máximos para residuos de los medicamentos veterinarios, entre otras recomendaciones”.