Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Enfermedades y sanidad / Nutrición y fabricación de alimentos balanceados
Micotoxinas.
Micotoxinas en alimentos balanceados son dañosa a animales que consumen la materia contaminada. | Fotolia.com
27 de abril de 2016

Prevención de ocratoxina A en producción avícola

El adsorbente a base de clinoptilolita modificada ha demostrado buenos resultados en producción, calidad, pigmentación e inocuidad del huevo.

La ocratoxicosis es una patología importante en producción animal, especialmente en el sector avícola, por ser responsable de grandes pérdidas económicas. Además, la presencia de la micotoxina causante de dicha enfermedad, la ocratoxina A, en productos que entran en la cadena alimentaria implica un riesgo también para la salud humana.

Una de las principales fuentes de ocratoxina A son los cereales, comúnmente utilizados en alimentación animal, y está producida principalmente por Aspergillus spp. y Penicillium spp. El desarrollo de estos hongos se ha podido observar en zonas frías, templadas y tropicales, según género y especie, razón por la cual podemos encontrar ocratoxina A en materias primas de muy diversos orígenes.

Efectos de la ocratoxina A en producción avícola

En las aves, el principal efecto de la contaminación con ocratoxina A se presenta a nivel renal, aunque también es importante su acción tóxica en otros órganos. Las principales alteraciones observadas son hemorragias, degeneración y aumento de tamaño de riñones e hígado, así como incrementos de mortalidad según dosis y tiempo de ingesta. La toxicidad crónica causada por ocratoxina A tiene gran importancia ya que puede pasar desapercibida y provocar tanto un descenso del rendimiento de las aves como un deterioro de su salud, lo que repercute en la economía general de la granja.

Así, de entre los signos descritos en avicultura, destacan:

  • Disminución del consumo de alimento
  • Incremento del consumo de agua
  • Reducción del crecimiento de los animales y peor índice de conversión alimenticia
  • Retraso en el inicio de la postura
  • Reducción de la producción de huevos y de la calidad de los mismos

Otros estudios también han demostrado el efecto de la ocratoxina A sobre el sistema inmunitario, al aumentar la sensibilidad de las aves a algunas enfermedades, como infecciones por E. coli o coccidiosis y, en consecuencia, el aumento del costo en la medicación de la explotación. 

Estrategia para el control de la ocratoxina A

Para un correcto control de micotoxinas en alimentación animal es recomendable incluir productos absorbentes en el alimento para minimizar los efectos de una posible contaminación. Si tenemos en cuenta la más que probable presencia simultánea de varias micotoxinas, es conveniente utilizar productos con eficacia para un amplio rango de micotoxinas, pero que al mismo tiempo nos garanticen que no tienen efecto sobre otros nutrientes de la dieta.

Estudio con adsorbentes

Recientemente se realizó un estudio in vivo en colaboración con la Universidad de Belgrado con el objetivo de evaluar la eficacia de un adsorbente inorgánico tecnológicamente modificado en la prevención de los efectos adversos de la ocratoxina A en gallinas ponedoras.

El producto utilizado como adsorbente es un complejo a base de clinoptilolita modificada (CM). La contaminación del alimento con ocratoxina A se hizo de forma experimental para asegurar un nivel de micotoxina específico y constante durante todo el estudio.

Los animales utilizados fueron 48 gallinas Lohmann Brown de 27 semanas de edad distribuidas en 6 grupos:

  • C: control negativo; sin ocratoxina A, sin adsorbente
  • Mz: control positivo, sin ocratoxina A, con clinoptilolita modificada
  • E1 (con ocratoxina A a 1mg/kg)
  • E2 (con ocratoxina A a 0.25mg/kg)
  • E3 (con ocratoxina A a 1mg/kg + 0.2% clinoptilolita modificada)
  • E4 (con ocratoxina A a 0.25mg/kg + 0.2% clinoptilolita modificada)

Más producción de huevos

En cuanto a los resultados productivos, durante todo el experimento se pudo observar un mayor consumo de alimento en las gallinas que tomaron la dieta con 1 mg de ocratoxina A/kg y suplementada con clinoptilolita modificada en comparación con los animales alimentados con la misma dieta pero sin el tratamiento.

Por otra parte, se observó un aumento significativo de la postura en las aves del grupo E3 vs. E1, así como también del E4 vs. E2 (Cuadro 1). Es decir, se observó un incremento significativo de la postura del grupo que recibía el producto adsorbente de micotoxinas respecto el grupo con el mismo nivel de contaminación por ocratoxina A que no recibió el adsorbente.

Mejor calidad, pigmentación e inocuidad del huevo

En relación al efecto del tratamiento experimental sobre la calidad de los huevos, se observó un aumento en el grosor de la cáscara en aquellos producidos por gallinas E3 (con ocratoxina A + adsorbente) en comparación con los del grupo E1 (con ocratoxina A, sin adsorbente). Asimismo, también se obtuvieron diferencias en la pigmentación de la yema, al verse una coloración más intensa en los huevos producidos por gallinas del grupo E3 en comparación con el grupo E1 (Figura 1).

En términos de inocuidad alimentaria, se analizó por HPLC/MS-MS el contenido de residuos de ocratoxina A en la yema (Figura 2), con lo que se observó una disminución estadísticamente significativa en los huevos procedentes de gallinas que tomaron la dieta E3 en comparación con los huevos de gallinas del grupo E1.

Conclusión

La contaminación de materias primas y alimentos balanceados con ocratoxina A es un problema detectado a nivel mundial, que reduce la productividad de las granjas y deteriora el estatus inmunitario de los animales, además de que presenta un potencial riesgo para la salud humana.

Para minimizar estos efectos negativos derivados de la contaminación por ocratoxina A, se recomienda el uso de productos secuestrantes con comprobada eficacia frente un amplio rango de micotoxinas, puesto que a menudo nos encontramos ante situaciones de contaminación simultánea.

En concreto, con la adición del adsorbente mineral modificado en un alimento contaminado con ocratoxina A, se observaron mejoras productivas y de calidad de huevo en aquellos animales que recibieron el tratamiento en comparación con aquellos que no lo tomaron. Estos beneficios pueden derivar de un comprobado aumento en el consumo de alimento y mejor estado sanitario del animal.

Con base en los resultados obtenidos, podemos afirmar que el uso de clinoptilolita modificada tiene un efecto beneficioso en el control de la contaminación por ocratoxina A en dietas para gallinas ponedoras. 

La bibliografía se puede solicitar a la autora.

 

Comments powered by Disqus