Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Latin America / Enfermedades y sanidad / Mercados y negocios
egg industry
FOTER | 16:9clue
4 de mayo de 2016

Sellado del huevo pone en evidencia contrabando en Nicaragua

El alimento siempre ha entrado, de manera legal e ilegal, desde la vecina Honduras. Exigencia de sello de producción crea problemas a importaciones autorizadas.

“El gobierno hondureño ha pedido a Nicaragua que permita la entrada de huevos sin sello. El sello es un requisito que sí cumplen los avicultores de Nicaragua”, tituló El Nuevo Diario de Managua, que añadió además que, “aunque el sector privado de Nicaragua no se opone a la entrada de huevos hondureños al país, sí se oponen a que ese producto venga sin ningún sello, para garantizar la salud de los consumidores y las inversiones que ha hecho el sector avícola nicaragüense”.

El rotativo citó a José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), quien dijo que, “Funcionarios de los gobiernos de Honduras y Nicaragua sostuvieron la primera reunión esta semana para revisar el cierre de las fronteras hondureñas a los productos lácteos nicaragüenses. Asimismo, Aguerri dijo que abordaron la solicitud de Honduras de que entren productos hondureños al país, especialmente huevos”.

El presidente del Cosep aseguró que el gobierno hondureño quiere que se les permita la entrada a Nicaragua de huevos sin sellar.

“El contrabando de huevos está dejando pérdidas de hasta el 50 por ciento de los ingresos de los avicultores nicaragüenses, según el director ejecutivo de Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos (Anapa). Esto lo que provocaría es una amenaza al sector formal de producción. Nosotros estamos abiertos a que aquí se importe huevo hondureño, pero que cumpla con el manejo del sellado para asegurar que se está protegiendo la sanidad de nuestros consumidores, que estamos protegiendo la inversión que ha hecho el sector productivo avícola y que estamos también de esa manera asegurando que no entre de contrabando”.

En 2015 se llegó a un acuerdo entre el sector privado y el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio de poner un sello a los huevos para asegurar que no haya contrabando de ese producto. Donald Tuckler, director ejecutivo de la Anapa, aseguró que, “Hay evidencias de que está llegando huevo por contrabando hasta los mercados populares del país y está provocando una crisis en el sector de los avicultores nacionales. El contrabando de huevos está dejando pérdidas de hasta el 50 por ciento de los ingresos de los avicultores, ya que hoy día están vendiendo hasta a 30 córdobas (poco más de un dólar) la cajilla de huevos a los comerciantes”.

Comments powered by Disqus