Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Empresas líderes / Nutrición y fabricación de alimentos balanceados
blue-world-map
Fotolia
26 de mayo de 2016

Encuesta de nutrición y alimentación 2016: Formulación para la producción sin antibióticos

La encuesta anual revela las tendencias de las alternativas a los antimicrobianos para la promoción del crecimiento y del uso de los aditivos de alimentos balanceados.

En comparación con 2015, los profesionales consultados de la Encuesta Anual de Nutrición y Alimentación de WATT Global Media presentaron un panorama bastante positivo de 2016: un 67 por ciento cita que hay una mejor rentabilidad o al menos se mantiene la del año pasado. Sin embargo, el 40 por ciento de los encuestados han observado condiciones inclementes, tales como las fluctuaciones del tipo de cambio, la calidad variable de los granos y el alto costo de ingredientes y aditivos, que continúan socavando la rentabilidad, principalmente en Latinoamérica, Asia y África.

La resistencia antimicrobiana, sus vínculos con la industria pecuaria y el impulso por eliminar su uso para la promoción del crecimiento son las cosas en las que principalmente se centran los productores pecuarios.

Dadas las amenazas de una crisis de salud humana generalizada planteada por la resistencia antimicrobiana, cada vez más hay un mayor análisis minucioso del público y del gobierno del uso de antimicrobianos en la producción de proteína animal. Por ejemplo, en EUA, el National Research Council cita que la industria pecuaria consume un estimado del 80 por ciento de todos los antibióticos.

Ya que el consumidor − con justa razón −se preocupa cada vez más por este tema, los principales minoristas y compañías que producen carne han tomado posturas más proactivas. Por ejemplo, en menos de 12 meses, muchos de los principales productores de carne de EUA (Tyson, Perdue); cadenas de restaurantes (McDonalds, Subway), cadenas de minoristas (Costco), y multinacional mexicana de panificación, Bimbo, han hecho votos por eliminar el uso de antibióticos humanos en sus materias primas para finales de 2017. Esto, sin duda, ha marcado el ritmo de un gran cambio en las expectativas del público.

Mientras tanto, la industria agropecuaria mundial ha aceptado el hecho de que es hora de volver a evaluar las prácticas de larga data, antes de que se vean obligados por legislaciones regionales, y tarde o temprano, quizás de tipo internacional.

Los cambios en producción, manejo y formulación que se necesitan para incluso enfrentarse al uso en demasía de los antimicrobianos y su eliminación de la producción, tuvieron mucho peso en los encuestados. El 58 por ciento considera a la eliminación de antibióticos en el alimento − por la presión del consumidor y/o a las reglamentaciones gubernamentales − como un obstáculo crítico que habrá que superar en 2016.

La industria de alimentos balanceados avanza lentamente en la eliminación

La producción libre de antibióticos se refiere a la eliminación de los antimicrobianos para promoción del crecimiento de importancia médica y al uso sensato de los antibióticos para el tratamiento de animales enfermos. De los encuestados, el 17 por ciento dijo tener una producción 100 por ciento libre de antibióticos en su compañía, mientras que un 26 por ciento adicional dijo que en 50 por ciento o más.

Dado el ambiente actual, va a ser interesante comparar las respuestas de 2016 con los resultados de 2017.

Los productores de carne de aves sienten particularmente la presión de producir sin antibióticos. En 2016, el 24 por ciento de los encuestados notificó que su compañía ha tomado medidas inmediatas para reducir o eliminar el uso de los antibióticos promotores de crecimiento en las operaciones avícolas. Casi 35 por ciento citan que este cambio será el punto central de las siguientes reuniones estratégicas. Hay otros que han tomado ya pasos para tantear el terreno antes de implementar dicho cambio, con la contratación de un consultor en nutrición (18 por ciento) y la prueba de nuevas formulaciones o aditivos (27 por ciento).

Todos dicen que hay importantes desafíos en la transición, por lo que se les pidió que identificaran sus dos mayores retos en eliminar los antibióticos promotores del crecimiento de la producción avícola. No es de sorprenderse que lo más difícil de superar sean las pérdidas en la producción. Desde la perspectiva del manejo de la parvada, las grandes inversiones de capital que se requerirían para mejorar la higiene y manejar a los animales, plantean una barrera importante a la eliminación de antibióticos (37 por ciento), así como la dificultad de echar a andar cambios culturales y operativos en la granja (34 por ciento).

Del lado del alimento, la capacidad de justificar el costo de nuevos aditivos de alimentos balanceados como sustitutos de los antibióticos presenta un obstáculo importante para el nutriólogo y para el formulador (35 por ciento).

Eficacia de las alternativas a los antibióticos

El 65 por ciento de los encuestados notificó que su compañía prueba o usa de forma constante aditivos de alimentos balanceados como alternativas a los antibióticos.

De estas compañías, el 60 por ciento de los encuestados informó que el uso y aplicación de un aditivo o combinación de éstos, difiere dentro de la compañía. La aplicación de estos aditivos varía de manera más bien constante por el tipo de parvada, complejo avícola, productor o granja en particular, y por la época del año en que se administra el alimento.

Si se utiliza más de un aditivo para sustituir antibióticos promotores de crecimiento, 35 por ciento usa varios en combinación para lograr el efecto deseado, mientras que el 32 por ciento utiliza diferentes combinaciones en diferentes alimentos.

Los encuestados usaron ácidos orgánicos (61 por ciento) como el principal aditivo sustituto de los antibióticos promotores de crecimiento. Además, las enzimas y los probióticos empataron en segundo lugar con 59 por ciento. Parece que los aditivos fitogénicos quedan atrás (34 por ciento) en popularidad, a pesar de los beneficios relativos que han notificado los que lo usan en sus formulaciones libres de antibióticos.

En términos de eficacia como sustitutos de los antibióticos, los prebióticos parecen ser los más confiables (45 por ciento), aunque probablemente se usen en combinación con otros aditivos. Las enzimas (40 por ciento) y los ácidos orgánicos (41 por ciento) les fue también bien. Sin embargo, aún no hay decisión con respecto a la eficacia de los fitogénicos.

Uso de los aditivos de alimentos balanceados

Más allá de este asunto de la sustitución de antibióticos, sigue la popularidad de algunos aditivos básicos. Al echar una mirada a la caracterización de la inclusión de los ocho tipos de aditivos, hubo una caída en los antibióticos tanto para aplicaciones terapéuticas como subterapéuticas. Simultáneamente, va en aumento el uso de probióticos y prebióticos.

Durante los últimos 12 meses, los encuestados seleccionaron también de forma creciente las enzimas por sus beneficios al ambiente. En todo el mundo parece ser común el mayor uso de fitasa.

En general, el 51 por ciento de los encuestados cree que va a seguir igual el uso de enzimas alimenticias que la cantidad usada en 2015, mientras que el 36 por ciento cita un aumento.

Casi el 70 por ciento de los encuestados usa fitasa. El 52 por ciento informa que el uso de fitasa permanecerá igual en 2016, pero el 28 por ciento espera ver un aumento.

 



Comments powered by Disqus