Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Latin America / Procesamiento y sacrificio
Una planta de producción.
15 de julio de 2016

Cerrarían siete plantas de beneficio de aves en Colombia

Las instalaciones hacen parte de las 315 plantas de sacrificio animal que se prevé tendrán que cerrar en agosto por incumplimiento de nuevas normas sanitarias.

Por no poder cumplir con lo establecido en el Decreto 1500 de 2007, expedido por el Instituto Colombiano Agropecuario, “De 642 plantas de beneficio que hay en el país, 233 de bovinos y bufalinos no cumplirían la norma, así como 75 plantas de porcinos y siete de aves”, declaró al diario La República Javier Guzmán, director del Invima (el Instituto de Control y Vigilancia de Medicamentos y Alimentos).

El plazo para cumplir con los requisitos del decreto vencerá el 8 de agosto, “Y sabemos que vamos a tener que cerrar algunos frigoríficos, pese a que la aplicación de la norma se demoró más de nueve años en aplicarse, ya que cada año (desde 2007) el gobierno nacional fue aplazando la entrada en vigencia, con el fin de dar más plazo a las plantas de sacrificio”.

El impacto de estos sellamientos se traduce en lo siguiente: los 233 frigoríficos de carne bovina y bufalina sacrifican al mes 15,000 toneladas (180,000 toneladas al año); los 75 de porcinos y 7 de aves procesan 4,400 toneladas/mes, lo que generaría un déficit de 52,800 toneladas/año. Andrés Valencia, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia, aseguró que, “El gobierno aplazó por muchos años la entrada en vigencia de ese decreto y esa demora hizo que muchos de los frigoríficos en Colombia actuaran de manera irregular, por debajo de los estándares de inocuidad. Sin embargo, la norma tiene unas exigencias bastante importantes que permitirían mejorar la calidad del mercado”.

Entre las nuevas normas para las plantas están obtener un plan de muestreo de residuos de medicamentos veterinarios y contaminantes químicos; cumplir con los mínimos requisitos de refrigeración de la carne; tener planes de muestreo microbiológico; lograr estándares de infraestructura y de sistemas de calidad; y coordinar una inspección permanente del Invima en todas las plantas de beneficio, analizando el riesgo. Con esta disminución de frigoríficos que se presentaría en el siguiente mes, la red de bovinos, porcinos y aves, quedarían con 155, 67 y 105 plantas, respectivamente.

Comments powered by Disqus