Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Latin America / Mercados y negocios
La bandera mejicana.
Foto: FreeImages/Juan Carlos Arellano
27 de julio de 2016

2 hechos que aumentan importaciones de pollo en México

La UNA dice que el dumping ha generado que se importen 260,450 toneladas más de EUA, además de las importaciones de pollo de Brasil y Argentina.

Las prácticas comerciales dumping han generado las crecientes importaciones de carne de pollo a México, informó César Quesada Macías, presidente de la Unión Nacional de Avicultores (UNA).

Al manifestar su preocupación por la evolución de las importaciones dumping de pierna y muslo de pollo originarias de EUA, el empresario avícola, añadió que durante 2005, el volumen importado de este producto fue de 104,658 toneladas, mientras que para el 2015, alcanzó las 365,108 toneladas; es decir 260,450 toneladas más. 

Agregó que la tasa de crecimiento de las importaciones de pierna y muslo de pollo en el periodo comprendido entre 2005 y 2015 fue de 13.3 por ciento; por lo que en estos momentos, las importaciones desleales de pierna y muslo de pollo, representan el 76 por ciento del total del pollo importado. 

“Básicamente la pierna y muslo, es una carne de pollo considerada en el mercado de EUA como residual o de menor valor comercial, ya que el consumo predominante es de pechuga y alas, por lo tanto el precio que se le otorga a la pierna y muslo es mucho menor”, explicó Quesada Macías.

A través de los años, la industria avícola, ha demostrado que es una actividad muy eficiente y productiva, sin embargo, lamentablemente el gobierno federal de manera unilateral, ha tomado decisiones que han provocado que las importaciones “desleales” de pollo vayan en aumento abriendo la puerta a Estados Unidos, Brasil y Argentina, dijo.

Recordó que durante 2012, se registró en México el brote de influenza aviar de alta patogenicidad H7N3 (IAAP), reconocido como el más importante en la historia de la avicultura mexicana, el cual afectó no sólo a gallinas ponedoras (que producen huevo para consumo), sino también a gallinas reproductoras pesadas (que producen huevo fértil para incubar), impactando gravemente a la avicultura de pollo. 

La industria del pollo se recuperó muy rápido de ese episodio, restableciendo el abasto del alimento al mercado nacional, sin embargo, las autoridades de la Secretaría de Economía (SE) hicieron caso omiso y avalaron dos acciones que han jugando en contra de la avicultura, mismas que a continuación se presentan:

1. Gana la UNA demanda antidumping, se recupera de la IAAP y no se aplican cuotas compensatorias

El 6 de agosto de 2012, la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales de la SE, emitió la Resolución Final de la investigación antidumping sobre las importaciones de pierna y muslo de pollo originarias de EUA, independientemente del país de procedencia.

En dicha resolución, la SE determinó que sí existieron ventas de pierna y muslo provenientes de EU por debajo de sus costos de producción, y se concluyó la práctica de dumping.

Por lo tanto se establecieron cuotas compensatorias a las empresas exportadoras de pierna y muslo de pollo que ingresan a México por las fracciones arancelarias siguientes 0207.13.03 y 0207.14.04 de la TIGIE, que para las importaciones realizadas de empresas avícolas estadounidenses, el arancel compensatorio que se determinó fuere desde 25.7 por ciento, hasta 127.5 por ciento.

Sin embargo, en la propia resolución se argumentó que la presencia de la enfermedad de influenza aviar de alta patogenicidad H7N3, estaba generando distorsiones en los mercados del pollo, por lo tanto, las cuotas compensatorias no se aplicarían hasta que se regularizara la situación, misma que se ha solucionado.

El empresario afirmó que México es muy competitivo en cuanto a los precios que se ofrecen al consumidor y ejemplificó: “Realizando una comparación de los precios promedio al público del pollo fresco entero registrados entre 2014 y 2015, el precio del pollo mexicano estuvo 20.8 por ciento por debajo, respecto al mismo producto que se comercializó en el mercado de EUA", dijo.

Y reiteró, “En donde no podemos competir es con las importaciones desleales de cortes de pollo (pierna y muslo) a precios dumping”.

2. Abre gobierno mexicano cupos de importación libres de arancel para terceros países

Se ha aplicado el cupo de importación de carne de pollo libres de arancel para terceros países, hasta por 300,000 toneladas. 

El 16 de mayo de 2013, la SE publicó un cupo libre de arancel para importar pollo de los países con los que México no tiene firmado un tratado o acuerdo comercial, brindando la oportunidad a Brasil y Argentina para exportar el alimento al mercado mexicano.

El argumento para aplicar dicho cupo, fue que la situación sanitaria de la industria estaba comprometida por la influenza aviar, por lo que México tenía que contar mayores opciones de abasto.

A finales de 2015, la SE, decretó la ampliación de la vigencia del cupo unilateral para la importación de la carne de pollo hasta el 31 de diciembre de 2017, sin que se justificara técnicamente.

Es importante apuntar que las asimetrías que tienen las aviculturas mexicana y brasileña son muy grandes. Brasil exporta 4.2 millones de toneladas de pollo, mientras que México produce unas 3.2 millones de toneladas. También Brasil registra un superávit en la producción de maíz y soya (principales materias primas para la engorda del pollo) cuando nuestro país importa más de 70 por ciento del maíz que requiere la avicultura y cerca del 100 por ciento de la soya requerida para alimentar a las aves.

“Para los avicultores mexicanos, es claro que estamos en un esquema global y evidentemente tenemos la más amplia disponibilidad de participar en él, sin embargo, también sabemos que tenemos que enfrentarlo bajo las mismas condiciones que nuestros competidores”, concluyó Quesada Macías.

Comments powered by Disqus