Según un informe de abril del FAS del USDA, por primera vez en más de una década, se pronostica que las importaciones mundiales de carne de cerdo, de res y de pollo van a disminuir en el año. De entre las razones de la caída en la demanda en algunos de los principales países importadores se encuentran el deterioro de la situación económica global, las políticas comerciales restrictivas, el dólar estadounidense más fuerte y las cambiantes condiciones del mercado.

La caída de las importaciones mundiales de carne de cerdo se puede atribuir principalmente a una combinación de aranceles rusos fuera de cuota de costo prohibitivo, el empeoramiento de las condiciones económicas y la devaluación de la moneda de Ucrania, y a una mayor producción porcina en China. Estos tres países representan más del 20 por ciento de la demanda mundial, pero casi el 80 por ciento de la caída de un año a otro.

Este reportaje se preparó antes de que comenzó el brote de influenza H1N1, que causó un pánico alrededor del mundo, y que causó una baja en el consumo de cerdo México y la prohibición de importaciones de cerdo de México, Estados Unidos y Canadá por parte de varios países. Al escribir esto, es demasiado temprano para saber cuál será el efecto a largo plazo del brote de influenza sobre el consumo de cerdo.

Las importaciones mundiales de carne de pollo han bajado principalmente debido a Rusia, que durante 2008 representó el 15 por ciento de las importaciones mundiales. Las restrictivas cuotas de importación de Rusia y los costos prohibitivos de los aranceles fuera de cuota restringen el comercio, mientras que la producción se expande con más instalaciones nuevas, ya que el gobierno se ha comprometido a convertir al país en un exportador neto en el futuro cercano.

Producción de pollo sin cambios

La sobreoferta, la caída de los precios y la reducción de las importaciones debido a la desaceleración económica mundial se esperan que causen que se estanque la producción en 2009. En el transcurso de los 3 años anteriores, la producción se expandió en un 13 por ciento. La producción en Estados Unidos, Brasil y China representa el 55 por ciento de la producción mundial.

La industria del pollo de engorda de Brasil, frente a una gran oferta y caída de precios, se espera que baje drásticamente su tasa de crecimiento, aunque aún así se pronostica que la producción se va a expandir en 3 por ciento, comparado con el último año.

La producción de Estados Unidos se espera que baje debido a rápidos incrementos en los costos de alimentos balanceados y energía. Al largo plazo, las continuas condiciones económicas adversas junto con los precios más bajos y la reducción del consumo nacional, se espera que desalienten la expansión.

Se espera que el crecimiento de la producción de China se desacelere al experimentar la industria pérdidas debido a los brotes de influenza aviar, que causan que cierren las plantas de procesamiento. Continúa expandiéndose la producción rusa y ucraniana, ayudada por los créditos con subsidios del gobierno y a las políticas restrictivas de importación.

Sube ligeramente el consumo

La mayor producción en la Unión Europea y Brasil van a sustentar el consumo en expansión en esos países. Para la UE, a pesar del aumento de los precios avícolas nacionales, continúa creciendo el consumo. Se espera que el consumo de Estados Unidos disminuya debido a las inestables condiciones económicas al reducirse el ingreso. El crecimiento del consumo chino se espera que se desacelere conforme el consumidor cambie a la carne de cerdo, su carne favorita, y aumenten las tasas de desempleo de trabajadores emigrantes, un importante segmento de la población que consume productos avícolas.

Se pronostica que ahora las importaciones van a disminuir levemente en 2009, después que subieron vertiginosamente casi el 30 por ciento en los 3 años anteriores. Se espera que las importaciones se vean restringidas por las políticas restrictivas de importación, los altos aranceles y las monedas más débiles en Rusia y Ucrania, y por la sobreoferta en el caso de Japón. Por otro lado, se ajustaron al alza las importaciones chinas, mexicanas y de la UE, ya que se espera que se consuma más carne de pollo en esos mercados.

Disminuyen las exportaciones mundiales

Las menores exportaciones de pollo de Brasil, Estados Unidos y la Unión Europea, que en conjunto representan el 90 por ciento del comercio mundial, reflejan las restrictivas políticas rusas de importación y la intensificación de la competencia. A pesar de la caída de los precios, se calcula que las exportaciones brasileñas van a tener un crecimiento mucho más lento ya que el pronóstico de las exportaciones es sólo ligeramente mayor que en 2008, debido en buena parte a las menores importaciones de Japón. Las exportaciones de la Unión Europea se enfrentan a más competencia de los países de costo más bajo, como Brasil y Estados Unidos. Las exportaciones estadounidenses en disminución reflejan un suministro nacional más escaso y mercado abarrotado, entre otros factores.