La ventilación de túnel ha probado ser uno de los métodos más eficaces de mantener frescas a las aves durante el clima cálido. Con tasas de intercambio de aire de menos de 60 segundos, velocidades de aire de 152.4 m (500 pies) por minuto o mayores, y cojinetes de enfriamiento por evaporación capaces de disminuir la temperatura del aire de entrada de 5 a 11°C (10 a 20°F), la ventilación de túnel puede producir temperaturas efectivas de alrededor de 24°C, cuando la temperatura exterior esté por los 35°C. Mientras que hace 20 años, eran comunes las pérdidas importantes de aves durante las olas de calor, hoy en día, a menos que haya algún tipo de falla mecánica, la ventilación de túnel ha hecho que sean algo bastante raro las pérdidas debidas a estrés por calor.

La tremenda capacidad de enfriamiento de una caseta con ventilación de túnel tiene su costo. Una caseta con ventilación de túnel necesita más potencia de ventilador que la que por lo general se usa en casetas ventiladas con cortinas. Aunque esto tiende a resultar en costos operativos más altos durante el clima cálido, hay formas de mantener al mínimo el uso de la electricidad sin sacrificar el enfriamiento de las aves. La minimización del uso de la energía en una caseta con ventilación de túnel durante clima cálido se reduce básicamente a tres cosas: selección del equipo adecuado de ventilación, mantenimiento de la caseta y equipo, y un adecuado sistema de ventilación y manejo de las aves.

Selección del ventilador del túnel

Probablemente, la forma más eficaz de mantener al mínimo la cuenta de la electricidad en el verano sólo es instalar ventiladores que sean muy eficientes en el uso de la energía. Es importante tener en cuenta que el ventilador más eficiente en energía no necesariamente es el que usa la menor cantidad de electricidad, sino más bien el ventilador que mueva la mayor cantidad de aire con la menor cantidad de energía.

La selección del ventilador con base en el tamaño del motor no necesariamente va a resultar en un menor uso de electricidad. Dependiendo de cuánto trabajo se le exija al motor del ventilador va a ser la energía que use. Si se cuenta con un ventilador de 122 cm (48 pulg.) con un motor de 1 caballo de fuerza y se reemplaza con uno de 1.5 caballos, el uso de la energía del ventilador básicamente va a ser el mismo que con el motor más chico, siempre y cuando se use la misma polea del motor, porque no cambia la cantidad de trabajo que requiere el motor para hacer girar las aspas del ventilador. Pero, si se aumenta el tamaño de la polea del motor, lo cual aumenta la velocidad y funcionamiento del ventilador, entonces va a aumentarse sustancialmente la energía requerida aunque el ventilador tenga un motor de 1 o 1.5 caballos de fuerza. El uso de la energía no está determinado por el tamaño del motor, sino por la cantidad de trabajo que necesite el motor.

Sólo porque un ventilador use más energía no significa que sea menos eficiente en energía. Si dos ventiladores mueven la misma cantidad de aire y uno usa 20 por ciento más energía que el otro, obviamente es menos eficiente en el uso de ésta. Pero, si el ventilador usa 20 por ciento más de energía y mueve 40 por ciento más aire que otro ventilador, es en realidad más eficiente en el uso. Es por eso que debe usarse la cantidad de aire que el ventilador puede mover con cada watt de energía, pie cúbico por minuto por watt de energía (cfm/watt), al comparar ventiladores en cuanto a la eficiencia del uso de la energía. Mientras más alta sea la tasa de cfm/watt de un ventilador, menor será el costo de operación.

Otro error generalizado es que si un ventilador mueve más aire, se necesitan entonces menos de ellos y por lo tanto se van a tener costos operativos más bajos. Esta forma de pensar ha llevado a costos operativos significativamente mayores en una gran cantidad de granjas de pollo de engorda. Por ejemplo, la versión estándar de un ventilador galvanizado de mucho éxito de 132 cm (52 pulg.) con un obturador de mariposa mueve 24,500 cfm a 0.10 pulgadas de presión estática y tiene una clasificación de eficiencia en el uso de la energía de 20.8 cfm/watt. La versión de alta capacidad del mismo modelo de ventilador cuenta con un ángulo del aspa ligeramente diferente, lo cual incrementa la capacidad de movimiento del aire del ventilador a 27,300 cfm a 0.10 pulgadas de presión estática (un aumento del 10 por ciento). Aunque se requerirían menos ventiladores para la ventilación de túnel de una caseta, el inconveniente es que la eficiencia en el uso de la energía de la versión de alta capacidad del ventilador cae a 18.0 cfm/watt. 

Tabla: Los ventiladores estándar, si son de alta eficiencia, ahorrarán más que los ventiladores de alta capacidad. 

Para mantener el costo de la energía al mínimo durante el clima cálido, los productores solamente deben comprar ventiladores que tengan una clasificación de eficiencia en el uso de la energía de al menos 20 cfm/watt o mejor a 0.10 pulgadas de presión estática. Un ventilador de túnel puede fácilmente gastar más de $8,000 dólares en electricidad en toda su vida útil. El gasto de cien dólares en un ventilador más eficiente en el uso de la energía que pueda reducir el gasto de electricidad en 20 por ciento o más, es una muy buena inversión.

Funcionamiento del ventilador de túnel

Sólo por el hecho de que una caseta tenga diez ventiladores de túnel, no significa que se tengan que usar todos en épocas de calor. Tenga en cuenta que casi siempre solamente se requieren todos los ventiladores de túnel durante las últimas dos a tres semanas del período de engorda, cuando las aves se encuentran en su mayor tamaño. Las aves más jóvenes que producen menos calor, que están mal emplumadas y que están más diseminadas en la caseta, requieren de una capacidad significativamente menor de ventilador para mantenerlas cómodas durante incluso el clima más cálido. Aunque quizás el uso de todos los ventiladores de túnel en una caseta en aves más jóvenes no sea perjudicial durante clima cálido, va a llevar a un uso significativamente mayor de electricidad.

Como regla general, el productor debe aumentar el número de ventiladores de túnel usados conforme aumenta la edad de las aves. Por ejemplo, muchos productores han encontrado que con sólo usar un máximo de 40 a 50 por ciento de la capacidad de ventilador de túnel (61-122 m o 200-400 pies por minuto) durante el primer tercio de una parvada, se puede mantener cómodas a las aves. Durante el tercio medio de la parvada, a menudo se necesita aumentar esto a aproximadamente al 75 por ciento (122-152 m o 400-500 pies por minuto). Durante el último tercio de la parvada, por lo general se necesitan todos los ventiladores de túnel para mantener a las aves cómodas durante clima cálido (152 m o 500 pies por minuto o más).

Mantenimiento de los ventiladores

Los obturadores y mallas sucias del ventilador pueden reducir la capacidad de movimiento del aire de los ventiladores de salida entre el 10 y el 30 por ciento. Debido a que cada ventilador mueve del 10 al 30 por ciento menos aire, durante clima cálido se tienen que usar del 10 a 30 por ciento más ventiladores para brindar el nivel necesario de intercambio y velocidad de aire para mantener cómodas a las aves.

Los cojinetes de enfriamiento por evaporación son básicamente un filtro húmedo de aire por el que el ventilador de túnel hace pasar aire a través de él para disminuir la temperatura del aire que entra. Si los cojinetes se obstruyen con polvo, plumas, algas o minerales, hace más difícil para los ventiladores meter aire fresco a la caseta, lo que no sólo reduce la capacidad de movimiento del aire de éstos, sino que también aumenta el uso de le energía.

Hermeticidad de la caseta

Para maximizar el enfriamiento de las aves y mantener al mínimo el uso de la electricidad, es muy importante que la caseta sea hermética para que todo el aire que metan los ventiladores de túnel entre a través de los cojinetes de enfriamiento por evaporación. Mientras menos lo sea, mayor será la diferencia de temperatura entre ambos extremos. Esto se debe a que conforme viaja el aire desde el extremo de los cojinetes húmedos al extremo del ventilador de la caseta, se va a calentar por las aves y por el aire caliente que entra por grietas y orificios en las paredes laterales y el techo. El mayor calor va a causar que el aire en el extremo del ventilador de túnel de la caseta se haga significativamente más caliente, lo que hace que funcionen más ventiladores de túnel.

Casetas completamente cerradas

Aunque el beneficio más importante de cerrar por completo una caseta es el menor uso de combustible durante clima frío, hay bastantes beneficios en el verano, uno de los cuales es el menor uso de electricidad. Las cortinas laterales en una caseta con ventilación de túnel son una fuente importante de obtención de calor y de filtración de aire caliente durante clima cálido. Cuando una caseta está completamente cerrada, se eliminan estas fuentes de calor, lo que resulta en menos aumento de temperatura entre los extremos de la caseta del cojinete y del ventilador. Una pared lateral lisa, que suele tenerse para cerrar por completo la caseta, va a aumentar la velocidad del aire cerca de ella en un 20 por ciento o más, lo que resulta en un enfriamiento considerablemente mayor para las aves que están cerca.

La ventilación de túnel ha probado ser un método eficaz de mantener frescas a las aves durante el clima cálido. Si se está considerando construir una nueva caseta, reconvertir una antigua a ventilación de túnel o simplemente añadir o sustituir ventiladores de túnel, hay que asegurarse de adquirir sólo ventiladores que tengan una clasificación de eficiencia en el uso de la energía de al menos 20 cfm/watt a 0.10 pulgadas de presión estática o mejor. Si se cuenta con una caseta de túnel, hay que asegurarse que se mantengan adecuadamente los ventiladores y cojinetes, la caseta hermética, las aves distribuidas uniformemente en toda la caseta, así como de limitar el número de ventiladores de túnel que pueden funcionar con aves más jóvenes. Si se siguen estos pasos, no sólo se mantendrá al mínimo el uso de la electricidad durante los cálidos meses de verano, sino que con facilidad se podría mejorar también el desempeño del ave.