Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
0906IAformalprogram1
Daño de la corrosión de las gotitas de cojinetes de enfriamiento
on July 22, 2009

Cómo sacar el máximo provecho de las instalaciones de jaulas

Se debe desarrollar un programa formal de mantenimiento, generando una lista de todas las medidas críticas de mantenimiento correctivo.

Algunas granjas de ponedoras comerciales aún funcionan con una estrategia "tradicional" de mantenimiento: respondiendo a descomposturas tan rápido como sea posible y poniendo a funcionar el sistema otra vez mediante in método oportuno. Este es un método que posiblemente es costoso e ineficiente.

En primer lugar, seguramente va a haber descomposturas subsiguientes. Cualquier componente mecánico en un período de 20 años presenta descomposturas anuales que pueden aumentar gradualmente en un factor de 10, si no hay medidas preventivas eficaces. En segundo lugar, la vida útil del equipo se reduce mucho con las reparaciones continuas. En tercero, el costo de tales reparaciones va aumentando progresivamente, en especial cuando las fallas causan daños colaterales a otras partes.

Vigilancia eternal

No necesariamente tiene que haber descomposturas. Se pueden reducir al asegurarse que el personal que trabaja en las casetas de pollonas y gallinas tenga las mismas prioridades con respecto a la operación, como los responsables del equipo de clasificación y empaque del complejo.

Por ejemplo, desatender los problemas obvios tales como las poleas abarrotadas de plumas o trabajar con bebederos obsoletos, tarde o temprano va a causar que fallen cosas o se desgasten prematuramente. La cara sustitución de componentes puede dar como resultado una menor vida útil del producto.

Cuando se deja que la humedad de un cojinete de enfriamiento mal mantenido, por ejemplo, suelte gotitas sobre superficies de metal como los comederos o que los bebederos goteen en las divisiones de los armazones en forma de A, tarde o temprano el óxido va a hacer que sea necesario reemplazarlos. El hecho de no mantener bien ajustados los comederos o las bandas transportadoras de huevo o gallinaza, puede llevar a desperdicio de alimento, huevos dañados o a que se desgarren las bandas transportadoras de gallinaza, que son tan caras.

Tipos de mantenimiento

Hay varios tipos de mantenimiento:

  • El mantenimiento predictivo es un método que usa datos históricos para preparar un programa de tareas de rutina dirigidas a mantener el equipo en optimas condiciones de desempeño. Entre éstas se puedes incluir a la lubricación de los rodamientos, inspección y ajuste de bandas de transporte de huevos y sustitución de filtros de agua.
  • El mantenimiento preventivo va un paso más allá del mantenimiento predictivo al sustituir partes antes de que fallen. Las medidas preventivas incluirían la sustitución de bandas de ventiladores o los quemadores de gas de los calefactores antes de que fallen.
  • El mantenimiento correctivo es la reparación de una pieza que se haya descompuesto o está a punto de descomponerse, como sustituir un motor o parchar un comedero dañado.
  • El mantenimiento de búsqueda de fallas implica la verificación de la seguridad de un sistema para asegurarse que va a funcionar cuando se necesite. Ejemplos de esta importante actividad son las pruebas de los sistemas de alarmas, generadores eléctricos de respaldo o el funcionamiento de las bandas transportadoras de huevos antes de la recolección.

Las tareas diarias de limpieza que complementan al mantenimiento implican mantener a los sistemas libres de contaminantes dañinos, basura y suciedad.

Establezca un programa formal

Para desarrollar un programa formal, genere una lista de todas las medidas críticas de mantenimiento correctivo. Empiece por juntar los manuales de instrucciones de las diversas piezas del sistema, como comederos, bandas transportadoras de huevos y bebederos La mayoría de los manuales cuentan con notificaciones de mantenimiento programado de los componentes críticos.

Identifique todas las calcomanías de mantenimiento y seguridad que tenga el equipo, tales como las instrucciones de lubricación y limpieza. Contacte al fabricante del equipo para que le den las últimas recomendaciones.

Por último, y lo más importante, consulte a los supervisores y trabajadores, que son una excelente fuente de ideas basadas en que están familiarizados con las operaciones. Saben, por experiencia, qué componentes tienden a desgastarse, a romperse, cuáles necesitan ajustarse o limpiarse más a menudo.

Gráfica de mantenimiento

Una vez reunida toda la información, prepara una gráfica, y ajústela a sus propias instalaciones, equipo y experiencia del personal.

Las diversas tareas y actividades deben listarse en la columna de la izquierda. Se anota entonces la frecuencia de la actividad en una de las columnas subsiguientes. La frecuencia de cada función se especifica en intervalos diarios, semanales, mensuales o interparvada. El nombre o título de la persona responsable de cada actividad deberá indicarse y debe proporcionarse un espacio para poner las iniciales de la persona y la fecha que indique que se ha terminado la tarea.

La gráfica deberá colocarse en un lugar visible, como la oficina de la granja o la sala de descanso.

Tareas diarias de limpieza

Una buena limpieza diaria denota una norma aceptable de manejo que contribuye a una explotación eficiente y a la bioseguridad. El mantenimiento de un sistema limpio de jaulas de ponedoras extiende la vida útil del equipo. Los problemas de limpieza contribuyen a que falle el equipo anticipadamente, como la acumulación de polvo, moscas, gallinaza, humedad y roedores.

Cada uno de estos factores impacta sobre la eficacia de varios de los sistemas. Por ejemplo, los depósitos de suciedad y moscas pueden reducir la luz emitida por los bombillos o focos en más del 30%. La suciedad dentro y alrededor de los componentes eléctricos puede llevar a cortocircuitos e incendios.

La clave de un buen programa de tareas de limpieza es desarrollar un programa fijo de trabajo. Haga una lista de todas las tareas, calcule el tiempo que tardará cada actividad, determine la prioridad y decida la frecuencia de las diversas funciones.

Ya que son importantes las tareas de limpieza para el funcionamiento continuo del equipo y la sanidad de la parvada, no debe relegarse esta actividad al estatus de "realizar si hay tiempo para hacerlo". Esté consciente del costo de las tareas de limpieza en el presupuesto operativo, que deben incluir mano de obra, equipo de limpieza y suministros.

Es importante la capacitación

Establezca un programa formal de capacitación. Haga énfasis en la importancia del programa a cada empleado y asegúrese que los nuevos empleados reciban la orientación adecuada.

Refuerce el cumplimiento con halagos por el buen trabajo y el criticismo constructivo donde se requiere de mejoramiento. Debe dársele poder a los empleados para que participen activamente en las tareas diarias de mantenimiento y limpieza, y para que acepten la responsabilidad de las normas de la compañía. Algunos fabricantes de equipo y sus representantes están dispuestos a participar en las sesiones de capacitación en las granjas.

Mantenga buenos registros

La documentación de problemas con el equipo en registros accesibles de fallas y mantenimiento acorta el tiempo necesario para corregirlos y para prevenir futuras descomposturas. Un representante de servicio de la fábrica puede ayudar a localizar y corregir una descompostura más rápidamente si se proporcionan detalles sobre qué, cuándo y dónde sucedió el problema, junto con cualquier historial de fallas similares. Si la información es vaga, se va a perder tiempo valioso.

Si no se identifica la causa principal de ya sea un problema aislado o de uno recurrente, muy probablemente llevará a fallas subsiguientes. Los registros de mantenimiento que se firman y fechan cuando se terminan las actividades van a asegurar que se ha realizado el mantenimiento crítico preventivo a tiempo.

Si surge un patrón de descomposturas, la documentación va a ayudar a identificar cambios en el programa de mantenimiento.

Haga auditorías

No se puede mantener ningún programa sin una revisión periódica de la efectividad. Debe programarse una reunión anual con el personal clave para revisar el programa e idear mejoras. Podría solicitarse que un representante del fabricante de equipo haga una inspección de la instalación y que dé sus recomendaciones.

Lo que es más importante, con una auditoría determine que el programa se ha convertido en una parte integral de la cultura de la compañía, como lo es el bienestar o la seguridad de la parvada

Muchos beneficios

La proporción de la recuperación económica de un programa de mantenimiento preventivo de jaulas de ponedoras puede ser de hasta 7:1. Las primeras señales de posibles problemas permiten una corrección preventiva con un impacto mínimo sobre la producción.

Con regularidad se pueden evitar costos por horas extras necesarios para enfrentarse a las emergencias de fin de semana, embarques expeditos de piezas y daños consecuenciales a otros components. La vida útil del equipo se puede extender mediante un buen mantenimiento. Las explotaciones de las granjas se tornan más rutinarias y predecibles, lo que permite al gerente y a los trabajadores concentrarse en optimizar la eficiencia de la producción.

0906IAformalprogram2
Las áreas de transferencia de huevos mal ajustadas pueden resultar en daños al cascarón
Comments powered by Disqus