Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
on July 22, 2009

Efecto del transporte y recepción del pollito en granja sobre la productividad

La genética de hoy nos dice que no podemos cuidar, alimentar y criar a los pollitos recién nacidos como antes.

Los pollos de engorde de hoy en día son tan delicados y sofisticados, que no pueden resistir las incomodidades más simples que puedan acontecer cuando nacen. Los pollos de hoy no son como eran hace una década o aún menos, hace cinco años. Sin embargo, en la mayoría de los casos los supervisores y gerentes son los mismos de hace años y no quieren cambiar el hábito de cómo criar pollitos y pollos. Para decirlo más sencillamente, lo que deseamos es que los pollitos crezcan solos y no requieran de mucha atención y cuidado. Pues señores, les tengo una mala noticia: la genética de hoy nos dice que NO podemos cuidar, alimentar y criar los pollitos recién nacidos como antes.

Cada manejo que se pueda calificar como menos óptimo, nos robará rendimiento desde los prime ros segundos y vamos a perder dinero. Hay varios factores que afectan la calidad de los pollitos. Entre ellos vamos a analizar los que tienen relación con el transporte y recepción del pollito en las granjas.

1. Transporte de embriones

Cuando hablamos de transporte de pollitos, me gustaría ir un poco más hacia atrás, cuando se transporta el embrión recién formado en la fase de gastrulación en el huevo fértil. Muchos de nosotros no sabemos que la calidad de un pollito no se puede determinar en la planta incubadora, sino en la manera en que se formó este pollito. El asunto de una calificación justa requiere de un lente más agudo, donde se pueda investigar la formación de este pollito que se recibe en la granja unas horas después de que nace.

2. Alimentación de las reproductoras

La producción de un pollito sano tiene relación directa con la manera en que se alimenta al gallo y a la gallina. Sabemos que los huevos fértiles que vienen de reproductoras sanas, bien alimentadas y manejadas, rinden mucho más que los pollitos provenientes de lotes de reproductoras problemáticas. En el campo, siempre escuchamos que ciertos pollitos de algunas fincas de reproductoras son mejores que de los de otras. Así que, sabemos que la calidad del pollito tiene relación con los detalles de su formación tres meses atrás. Si las gallinas son sanas y tienen una buena crianza y se alimentan con nutrientes bien balanceados, una vez que separan los nutrientes para su mantenimiento, depositan los nutrientes en los huevos fértiles. Un buen balance de nutrientes en el huevo fértil, produce pollitos de buen vigor y muy sanos. Recordemos que la formación de un huevo fértil tiene dos partes, y el esperma también debe tener los nutrientes suficientes que puedan pasar al huevo, de tal forma que el pollito nacido pueda tener el potencial genético de ambas partes.

3. Almacén de embriones

Los embriones siguen vivos en el huevo mientras están en el almacén. Es cruel dar por hecho que son huevos comunes y corrientes y no pensar que adentro de cada uno existe un pollito. El cuidado y transferencia de los embriones (huevos fértiles) de las granjas hacia las incubadoras debe hacerse con un máximo cuidado y atención. Un movimiento repentino, una mala desinfección y una larga estadía en la granja debilitan la calidad del embrión vivo que esta atrapado en el huevo. Los encargados de las granjas deben entender que están trabajando con organismos vivos muy delicados y deben evitar los movimientos bruscos e innecesarios. Recordemos que el blastodermo, ubicado en la yema, está en sus inicios de división celular. La yema está amarrada como una hamaca con la chalaza al huevo; de esta forma, el embrión no se pega a la cáscara. Con movimientos repentinos, esta chalaza se rompe y el blastodermo se puede pegar a la cáscara y secarse, con lo que vamos a tener un pollito muerto antes de la incubación. Es muy importante que mantengamos una buena temperatura en los cuartos de huevos fértiles, así no "despertaremos" a los blastodermos que están en fase casi dormida, pero que siguen vivos sin división celular. Esta etapa es muy crucial para mantener un buen porcentaje de nacimientos y evitar un aumento en el porcentaje de embriones muertos a temprana edad o contaminación. Mientras más tiempo dejemos a los pollitos en los depósitos de huevo, más mermas de nacimientos vamos a tener.

4. Transferencia a las máquinas

En general se pueden transferir los huevos fértiles en tres formas. Primero, directamente de la granja a las máquinas; en esta forma debemos calificar y desinfectar los huevos en las granjas. Este método es el preferido, ya que evitamos mucha manipulación del huevo fértil y transportamos los carritos directamente de las granjas a las máquinas incubadoras. Otra ventaja de este método es que evitamos el choque térmico de transferir del cuarto de huevos hacia las máquinas. También es obvio que no perdemos calidad y nacimiento de huevos, mientras están esperando su turno para entrar a las máquinas. Este método necesita mucha coordinación entre las granjas y las plantas, además de un volumen adecuado. Los otros dos métodos más comunes son cuando dejamos los huevos algunos días en los depósitos y después se pasan a las incubadoras mediante un precalentamiento o directo a las máquinas. Cada método puede tener sus consecuencias: en el método con precalentamiento, si no son óptimos el porcentaje de humedad, temperatura o ventilación, los huevos pueden sudar y aumentar la contaminación, mientras que si se transporta directamente de los depósitos de huevos a las máquinas, el embrión puede recibir un choque térmico y también se puede bajar la temperatura de la máquina en forma repentina, lo cual va a afectar el crecimiento del embrión en el resto de los huevos. Todos estos tipos de transporte de huevos fértiles finalmente afectan la calidad de los pollitos recién nacidos y su rendimiento final.

5. Mientras se están incubando

El desarrollo normal del pollito en las máquinas depende de muchos factores, muy conocidos por todos, que son: temperatura, humedad, oxígeno y CO2 en las máquinas. Hoy en día, los pollitos son mucho más sensibles y se debilitan muy rápidamente con variaciones mínimas de temperatura y humedad, o falta de oxígeno o ventilación. Los pollitos de engorde, por su rápido crecimiento, generan mucho más calor metabólico y exigen a las máquinas que eliminen este exceso de calor y gases no deseados. El funcionamiento correcto de las máquinas desempeña un papel muy importante en la calidad del pollito y el transporte óptimo a las granjas. Actualmente, cada día hay más demanda de máquinas de etapa única, las cuales han probado que mejora el porcentaje de nacimientos, la calidad y peso de los pollitos.

6. Nacedora

Cuando los huevos se transportan a máquinas nacedoras, debemos tener el máximo cuidado de que no reciban movimientos bruscos. Siempre hay que recordar que estamos manipulando un organismo vivo, que es un pollito de 18 días de edad, y que tiene todos los órganos vitales completos. Muchos de nosotros no entendemos que a este nivel lo que tenemos ya son pollitos y que los maltratos nos quitan ganancias y recuperación de nuestra inversión. El personal debe estar bien entrenado y si utilizan equipo semi y totalmente automático, debe asegurarse que todos los movimientos mecánicos estén totalmente calibrados. Este lugar en las nacedoras, posiblemente es la peor parte de la vida de un pollito. Solamente imaginen estar en este ambiente entre 1 a 72 horas esperando a que se abra la máquina y salir. Los más afectados y estresados son los que nacen en las primeras horas y tiene que esperar 2-3 días más para salir.

7. Espera

Otro estrés que los pollitos recién nacidos sufren es que tienen que esperar horas largas, o hasta días, en la planta para el despacho a las granjas. Esta espera también afecta la calidad, el vigor y la vitalidad de los pollitos. Si estamos hablando del pollito de engorde, podemos decir que ya ha pasado más de la mitad de su vida y lo que haya afectado negativamente ya no se puede recuperar en los pocos días que le quedan de la vida como pollo de engorde. Le quedan mil horas y ya han pasado más de mil horas desde la concepción del blastodermo y el origen de un organismo vivo en el huevo. Al nacimiento, los trabajadores en la planta deben asegurase de que todo esté bien para darle una bienvenida muy calurosa y de mucho cariño a estos pollitos que pasan mirando alrededor buscando a su mamá para calentarse. La parte más importante es que nazcan en un ambiente muy limpio, sano y cómodo, con temperatura y humedad relativa adecuadas, y más aún, un buen movimiento de aire. Hay muchas dudas sobre si debemos dejar los pollitos algunas horas en la sala de espera y después llevarlos a las granjas. La regla más importante es que debemos enviar los pollitos lo más pronto posible a las granjas y no manipularlos mucho. Cada vez que levantamos un pollito para vacunar, revisar, pesar, sexar, calificar, etc., estamos aplicándoles un estrés extra que afecta su vigor y calidad. Mientras menos toquemos a los pollitos, más éxito vamos a tener en criar aves de calidad.

8. Camiones

Los pollitos se clasifican y quedan listos para enviarse a las granjas. Lo importante es mantener el microclima más óptimo posible para los pollitos recién nacidos. Antes de llenar el camión de transporte, hay que asegurarse que esté totalmente desinfectado y que haya pasado las pruebas de laboratorio, que esté bien, sin conteo bacteriano. Si un camión no pasa las pruebas de superficie debe limpiarse de nuevo. Los encargados del laboratorio en coordinación con el supervisor de planta deben tener la lista de verificación para poder recibir pollitos y transportarlos a las granjas. En países tropicales, hay camiones que no tienen ambiente controlado y solamente utilizan ventilación natural, mientras que hay camiones que son totalmente cerrados y circulan aire entre las cajas de pollitos. Los dos sistemas pueden fallar o lograr su meta, todo depende de cómo las personas encargadas realicen su trabajo.

Debe cumplirse al 100% la lista de verificación de condiciones del camión, empezando con la sanidad y limpieza de éste, seguido de la ventilación, la estructura, los motores, capacidad, y mantenimiento del mismo. Imaginen un camión con miles de pollitos dañados por una pequeña negligencia, como una llanta desinflada o cambio de aceite. Con camiones en malas condiciones no importa la distancia: una falla de sólo 5 minutos en ventilación puede sofocar miles y miles de pollitos. Los camiones antes de comenzar el transporte a la granja deben instalar un registrador de temperatura que pueda registrar las temperaturas muy frecuentes, dependiendo de la distancia que tenga a la finca. El conductor debe saber cuánto tiempo demora en llegar a la granja. El tiempo de salida y llegada debe anotarse y se debe determinar si la duración fue más o menos la del tiempo estipulado. Es importante saber el tiempo de la llegada de los pollitos a las granjas, para que los trabajadores puedan preparar los galpones y áreas de cría con buena anticipación. Cuando lleguen los pollitos, todo debe estar 100% listo y se deben bajar lo más rápidamente posible.

En algunas integraciones que tienen distancias muy largas, han optado por alimentar a los pollitos en las cajas, inmediatamente después de que nacen. Este tipo de alimentos ayudan a que los pollitos tengan un arranque bien balanceado y no se deshidraten, los cuales son muy populares en las empresas donde venden reproductoras y los pollitos tienen que viajar varias horas en transporte terrestre y aéreo. La formulación de estas dietas es de alta hidratación, ricas en proteínas digestibles, fortificadas con calorías y vitaminas. Los pollitos que consumen estos alimentos especiales mantienen su vigor y no pierden peso por deshidratación. Cuando un pollito se alimenta temprano, también se promueve la absorción del saco vitelino, mejora las vellosidades y el crecimiento del intestino comienza en las primeras horas de vida, adaptándose a una nueva dieta de manera más fácil.

9. La granja

Sin salud no ganamos nada. Esto significa que la finca haya sido lavada y desinfectada adecuadamente, y que se haya esperado el tiempo requerido para recibir al siguiente lote. Los pollitos saludables pueden infectarse y morir después de llegar a una finca contaminada o mal saneada. Los buenos productores reconocen que las pérdidas por brotes de enfermedades son mayores bajo malas condiciones de sanidad, que cuando las casetas se han limpiado y desinfectado completamente.

Las 24 horas antes de que los pollitos lleguen a la finca son las más importantes. Las fincas deben estar listas e inspeccionadas un día antes de que lleguen.

La primera semana de vida de un pollito de engorde representa el 20% de su vida. Este crecimiento rápido pone más demanda en el manejo durante la primera semana de vida, dejándole al productor menos tiempo para ajustarse a las deficiencias.

Después de la bioseguridad, el factor más importante es brindar aire caliente, fresco y rico en oxígeno para los pollitos recién nacidos. Es importante asegurarse que la calidad del aire sea la óptima al momento de la llegada de los pollitos y que no contenga niveles altos de CO2 y amoniaco.

La temperatura de cría es crucial para el crecimiento óptimo durante los primeros días de vida, la cual depende del administrador de la finca. Una regla general para todos los pollitos durante las primeras 24 horas, sin excepción, es que se les debe brindar temperaturas ambientales de 31-32°C (88-90°F). Los experimentos que ha llevado a cabo el autor en la estación experimental del Grupo Melo (Tabla 1) han demostrado que cuando los pollitos se criaron con temperaturas más bajas, se afectó el crecimiento, aumentó su conversión y mortalidad, y hubo una reducción en los índices de 40 puntos. El costo de producir una libra de carne con temperaturas de cría por debajo de lo óptimo fue de 1 a 2 centavos más por libra. El porcentaje de mortalidad para los pollitos criados bajo temperaturas por debajo de lo óptimo fue mayor al 8%, del cual 5% se debió a ascitis, que aumentó cuando se usaron temperaturas de cría más bajas.

Tabla 1. Efecto de las diferentes temperaturas de cría en los pollos de engorde hembras y machos a los 42 días de edad 

A los pollitos se les puede privar de agua y alimento por 100 horas o más, ya que reciben nutrientes de los residuos del saco vitelino. Sin embargo, esto no significa que deba restringirse el consumo de alimento y agua. Lo ideal es que los pollitos se coloquen en las fincas y se les brinde agua y alimento en menos de 8 horas desde el momento en que nacen. Cualquier retraso prolongado puede deshidratarlos y disminuir su peso.

El área de cría debe estar completamente lista y adecuada para la cantidad de aves que vayan a llegar. Esto incluye espacio adecuado de piso, comederos, bebederos, cama fresca y de buena calidad en el área de cría. Se le debe prestar mucha atención a las condiciones de la cama. El agua debe estar a temperatura ambiente y el alimento debe tener partículas de un tamaño que sea óptimo para los pollitos.

10. Resultados de rendimiento

Hoy en día, otro tema de mucho interés es el rendimiento de los pollos a la edad de sacrificio. Dos pollos pueden pesar igual, sin embargo el que haya recibido una buena atención y temperatura puede tener más carne cuando se deshuese, mientras que el que reciba una mala atención, puede tener más de las partes que no son comestibles. En nuestra granja hemos hecho estudios donde claramente señalan que los pollos con mala cría y transporte han tenido menos rendimiento de las partes comestibles.

Cada fase de la integración avícola sin duda afecta al rendimiento final. Los trabajos que realizamos seis meses antes de que nacieran los pollitos afectan los rendimientos económicos de los pollos. Todos estamos involucrados en la cadena y cada descuido, por mínimo que sea, puede tener efectos negativos que son muy difíciles de recuperar. Entre todos los parámetros analizados, el transporte de estos pollitos, que representa una parte mínima de la integración, cuando no es óptimo, puede traer pérdidas grandes para el avicultor. Trabajemos con sentido común. - Resumen de presentación hecha en el XX Congreso de Avicultura Centroamericano y del Caribe, Managua, Nicaragua, septiembre 2008.

Vea un video del Dr. Nilipour discutiendo la importancia del transporte de los pollitos.

Comments powered by Disqus