Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
on July 22, 2009

El etanol: la competencia por las materias primas

La industria del etanol está creciendo pavorosamente

En los Estados Unidos, el tema del etanol, un biocombustible hecho a base de maíz, ha sido muy importante por algunos años. Pero sigue creciendo el sector y ya ha tenido un impacto a nivel mundial; dado que se está usando más maíz para el etanol, lo que reduce la cantidad disponible para la industria agropecuaria.

En la fabricación del etanol, uno de los subproductos son los solubles de granos de destilería (DDGS por sus siglas en inglés), que están tomando mucha importancia en la nutrición avícola, en parte por su disponibilidad.

En EUA, la industria del etanol está creciendo pavorosamente. Hoy en día hay 97 plantas de etanol, que tienen una capacidad de producción de 4,500 millones de galones. Hay otras 35 plantas que se están construyendo, además de nueve plantas que están expandiendo, que tendrán una capacidad combinada de otros 2,200 millones de galones.

La industria del etanol en EUA es el tercer mayor usuario de maíz, y en 2005 utilizaron el 13% de la cosecha nacional de maíz. En 2005 las plantas de etanol produjeron 9 millones de toneladas métricas de DDGS.

De acuerdo al USDA, la producción de etanol añade de 25 a 50 centavos al bushel del maíz – que se suma a $5.5 mil millones de dólares para la cosecha entera de maíz en EUA. Ya se está hablando de precios récord para el maíz estadounidense en 2007, a mucho más de $3.50 por bushel – lo doble del 2006 y unos 25 centavos más que los precios récord de los años 1995/96.

Se pronostica que la producción de etanol se duplicará para el 2008, con lo cual se utilizará un 25% de la cosecha de maíz de EUA. Otros pronósticos indican que para 2012 el 39% de la cosecha será consumida por el etanol. En 2000 el 6% de la cosecha de maíz se usó para el etanol, mientras que en el 2006, se usó el 13% de la cosecha.

La soya está también experimentando algo parecido, con el crecimiento de las plantas de biodiesel. No obstante una cosecha récord, los precios están a $6.50 por bushel debido a la alta demanda, en parte para la producción de biodiesel. Para fines de este año, unas 100 plantas de biodiesel utilizarán el 8% de la cosecha de semillas oleaginosas en EUA.

El crecimiento explosivo del etanol está causando mucha preocupación para la industria agropecuaria a nivel mundial – particularmente los sectores de pollo y cerdo. La competencia para el maíz y soya entre la alimentación animal y el uso industrial tiene dos efectos. Uno es el precio, que seguirá subiendo debido a la alta demanda, el otro es la cantidad disponible.

Los alimentos representan el 60% de los costos de producción de aves, por lo que los precios más altos de granos y hasta la posibilidad de una escasez, no son ideas muy aceptables para la industria avícola.

En México se reportó que el precio del kilo de huevo subió entre el 12 y 20 por ciento en el mes de noviembre debido a los costos más altos de maíz amarillo que se han visto en los últimos 10 años.

Parte del problema es que mucho de esto todavía es desconocido – nadie sabe exactamente cómo todo esto va a afectar a la agroindustria a largo plazo.

EUA no es el único país con este problema, en todo el mundo se están viendo las mismas demandas y tendencias para el etanol y los biocombustibles. China está viendo mucho crecimiento en este sector, que también afectará su uso de maíz. Actualmente el 18% de su cosecha de maíz es para uso industrial. Brasil es el productor de etanol más grande del mundo, pero utiliza caña de azúcar para su producción y no maíz.

En una conferencia llevada a cabo a mediados de 2006 por el Consejo Internacional de Granos, Rachid Mohamed Rachid, Ministro de Comercio e Industria de Egipto, hizo los siguientes comentarios: “Estamos en medio de una transformación significativa en el mercado mundial de granos, debido a la demanda de fuentes alternativas de energía empujada por los altos precios de energía. ¿A qué nivel se van a reducir los granos disponibles para alimentos? ¿Cómo se ajustarán los mercados debido a las demandas significativas del sector de bioenergía? ¿Qué le pasará a los precios y patrones de comercio?

“¿Será que los precios de los biocombustibles van a vincular los precios de los ingredientes para alimentos con el de los combustibles en lugar a los precios para alimentos?”

Todas estas preguntas nos dejan incómodos, más que nada por no saber las respuestas. Además, los precios altos del maíz ya están afectando a la industria avícola en forma negativa. Una cosa es segura, la producción de los biocombustibles va a continuar en forma significativa en el futuro. La industria avícola tendrá que acostumbrarse a esta nueva competencia por la materia prima, y tener en cuenta los efectos de los costos más altos sobre la producción. IA

Comments powered by Disqus