Aunque crece la demanda de proteínas animales, la cual se espera que se duplique para 2050, este crecimiento en el volumen de producción presenta desafíos ecológicos y ambientales para la industria de la producción animal. Esto deja a muchos con la pregunta de si la industria pecuaria formará parte de la generación verde o de la generación negra.

Este es el desafío que se planteó a más de 1,700 profesionales pecuarios que asistieron al Simposio Internacional de Salud y Nutrición Animales de Alltech, en el que el Dr. Karl Dawson, director mundial de investigación de la compañía dijo que existe la tecnología para mantener productiva a la industria pecuaria y para hacerla más sustentable.

“El papel de la ganadería en la resolución de estos problemas es tan importante como cualquier otra cosa que vayamos a hacer en la agricultura”, mencionó

El Dr. Dawson hizo un bosquejo de nueve tecnologías que pueden ayudar a mantener productiva y sustentable a la industria pecuaria.

No. 1: Estrategias de manejo de nutrientes

Las estrategias de manejo sustentable de nutrientes van más allá de balancear la nutrición para obtener la producción más eficiente del sistema. No simplemente cambian los niveles de nutrientes, sino que los sistemas sustentables sincronizan y usan formas adecuadas de nutrientes y minerales, algo que puede hacer que disminuya el desperdicio, aumentando al mismo tiempo al productividad. Esta tecnología es real y ya está disponible, comentó Dawson, la cual implica la optimización de los sistemas de alimentación y la precisión de ésta.

“Es un concepto comprobado que muestra que se pueden disminuir los residuos y aumentar la productividad mediante la sincronización o el cambio de la forma de los nutrientes que entran al sistema para que esté totalmente sincronizando”, apuntó.

“Por ejemplo, un simple cambio en la forma del mineral puede cambiar de manera espectacular el aporte requerido”, nos dice. “Y al usar la forma adecuada de un mineral, se puede reducir la excreción en un 75 por ciento. Es un concepto comprobado que se necesita aplicar y francamente no es uno que nos podamos dar el lujo de hacer caso omiso. No podemos continuar dando minerales en exceso a los animales y esperar no tener impactos importantes en el ambiente. Es algo que vamos a tener que aceptar como una práctica”.

No. 2: Estrategias de suplementación

Las estrategias de suplementación están por lo general promovidas por la economía, pero se pueden usar para disminuir el impacto ambiental. En ellas se incluye el uso de carbohidratos funcionales, el uso de suplementación microbiana, el uso estratégico de minerales y el uso estratégico de antimicrobianos.  La utilización de tales estrategias puede mejorar la eficiencia de la producción ganadera hasta en un 25 por ciento, y en consecuencia, disminuir el impacto ambiental de la industria.

No. 3: Secuestrantes de materiales residuales

Son las tecnologías que capturan los residuos y los convierten a energía que representan nuevas fuentes de ingresos, no sólo en forma de la energía recolectada, sino ahora también en forma de créditos de carbono que tienen un considerable valor económico y ambiental.   

No. 4: Sistemas novedosos manejo de residuos

Las tecnologías avanzadas para el manejo de las heces fecales, que incluye sistemas aeróbicos, de formación de composta y de reacción de biopelículas, han mostrado en algunos casos resultar en una reducción del 99 por ciento de los gases de invernadero de las unidades de producción porcina. Su uso puede producir créditos de carbono e ingresos adicionales a los ganaderos.

No. 5: Desarrollo de sistemas verdes de procesamiento de alimentos balanceados

Estos incluyen tratamientos enzimáticos y sistemas de fermentación microbiana. Algunos producen novedosos ingredientes de alto valor como el dióxido de carbono, algas y carbohidratos. Las proteínas microbianas de la levadura podrían reemplazar a la harina de pescado como ingrediente para alimentos. Esto ayudaría a reducir la sobrepesca en los mares del mundo y a mantener la biodiversidad que lentamente se está minando por las actuales prácticas agrícolas.

No. 6: La biorrefinería

La integración de diferentes componentes en una biorrefinería produciría menos residuos y podría caber la posibilidad de producir alimentos balanceados diseñados mediante la química natural. Una aplicación potencial que completaría el ciclo de carbono es la producción de algas como alimento para animales. Esta aplicación, que captura el dióxido de carbono, sería rápida y eficiente, con la producción de una cosecha cada cinco días.  

No. 7: Biotecnología enzimática y microbiana

Las biotecnologías enzimática y microbiana permiten usar subproductos agrícolas sin destino final fijo (olotes o mazorcas, productos de la madera, solubles de granos secos de destilería) como materia prima para la producción de alimentos balanceados.  Esto a todas luces abre la forma de mejorar la eficiencia de los sistemas de producción ganadera y ayuda a mantener la biodiversidad en los sistemas de producción agrícola.

No. 8: Sistemas microbianos para la detoxificación

Estas tecnologías podrían convertir ingredientes tóxicos para su consumo en la producción animal. Los alimentos deteriorados o contaminados podrían ser saludables, lo que resultaría en un aumento en la disponibilidad de alimentos balanceados. Se podrían captar o secuestrar toxinas conocidas en los alimentos. 

No. 9: Tecnologías avanzadas de monitoreo

Las nuevas herramientas analíticas (como los biosensores de infrarrojo cercano) que se usan para monitorear la salud y nutrición de los animales pueden mejorar la eficiencia y la utilización de nutrientes.

La producción animal viva influye sobre la calidad de la atmósfera, tierra, agua y la biodiversidad del planeta. Aunque existen desafíos, la producción ganadera puede también ser una importante fuente de soluciones. Estas soluciones, dice el Dr. Dawson, podrían tratarse a costos razonables.—Dr. Karl Dawson, Presentación en el Simposio Internacional de Salud y Nutrición Animales de Alltech, 2008.