Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
0811IAwork2_opt.jpg
Nuestros animales que son la fuente de nuestras ganancias, también pueden ser fuente de algunas pérdidas en nuestra empresa
on July 23, 2009

Riesgos ocupacionales de los trabajadores de la producción avícola

Un programa de salud ocupacional que cuide la salud de los trabajadores constituye un factor decisivo en los resultados económicos de las empresas.

No es común que escuchemos hablar en nuestras empresas pecuarias y en especial en el sector avícola sobre salud ocupacional (s.o.). El desconocimiento de la temática puede tener como origen los programas académicos universitarios en salud ocupacional al no abordar dentro de sus materias el componente del riesgo ocupacional en el sector avícola, pero igual hay que reconocer el poco conocimiento y preparación que sobre el tema tienen los profesionales y el personal que se dedica a estas actividades avícolas.

Al escribir el presente artículo, pretendo llamar la atención sobre la importancia de la salud ocupacional y sensibilizar al profesional que labora en este importante sector de la economía internacional.

Conociendo que nuestro fin es la producción de carne, huevo y animales, se hace necesario recordar que para conseguirlo, la salud de nuestros trabajadores no se debe ver afectada y que un programa de salud ocupacional que cuide la salud de los trabajadores, constituye un factor decisivo en los resultados económicos de las empresas. Acciones orientadas al suministro de dotaciones o indumentaria adecuadas según el riesgo al que se está expuesto en las empresas y la aplicación de protocolos como el HACCP que se utilizan para evitar la contaminación de los productos con la manipulación de los operarios, indirectamente llevan también a proteger al trabajador del medio en el que labora.

El riesgo profesional es el suceso al que se encuentra expuesto el trabajador por la actividad que desarrolla en ejercicio de una relación de trabajo. Estos sucesos se pueden clasificar en dos tipos: enfermedades profesionales y accidentes de trabajo. El manejo técnico de la salud ocupacional es parte de la clasificación de los riesgos a los que está expuesto un trabajador, independientemente de su oficio. La OMS ha clasificado los riesgos profesionales en:

Veamos brevemente algunas definiciones para una mejor comprensión de la temática.

Riesgos físicos

Estos riesgos provienen de formas de energía, generadas por fuentes concretas, que pueden afectar a la salud de los trabajadores expuestos a ella. Dentro de los riesgos físicos a los que se exponen los trabajadores de nuestra industria está el ruido. Todos sabemos cuanto ruido pueden producir las aves, con graves consecuencias para los trabajadores, como estrés y pérdidas en la audición. Igualmente está presente el riesgo eléctrico ya sea por malas instalaciones o por descargas electroestáticas. Incluye además esta categoría el trabajo en temperaturas extremas: frío o calor y otros riesgos tales como radiaciones, iluminación inadecuada y humedad.

Riesgos ergonómicos

Para este punto lo mejor es conocer su propósito fundamental que procura que el diseño del puesto de trabajo, la organización de la tarea, la disposición de los elementos de trabajo y la capacitación del trabajador estén de acuerdo con un concepto de bienestar, que supone un bien intrínseco para el trabajador y que además proporciona beneficios económicos para la empresa.

Como riesgo ergonómico en las empresas avícolas tenemos: sobreesfuerzos físicos (jalar, empujar, cargar), posturas inadecuadas, trabajos prolongados de pie, trabajos prolongados con inclinación del tronco, diseño deficiente del sitio o puesto de trabajo. Los puestos de trabajo deben ajustarse al operario y no la situación contraria.

Riesgos psicosociales

El informe del Comité Mixto OIT/OMS sobre medicina del trabajo, en la Novena reunión, en Ginebra, 1984 dijo: "Los factores psicosociales en el trabajo consisten en interacciones entre el trabajo, su medio ambiente, la satisfacción en el trabajo y las condiciones de su organización, por una parte, y por la otra parte, las capacidades del trabajador, sus necesidades, su cultura y su situación personal fuera del trabajo, todo lo cual, a través de percepciones y experiencias, puede influir en la salud, rendimiento y la satisfacción en el trabajo". Además de lo anterior, inciden en las condiciones de vida de los trabajadores y de sus familias. Estos riesgos generados en el trabajo tienen su manifestación a través de patologías orgánicas, sicosomáticas y emocionales. Se pueden prevenir mediante medidas dirigidas hacia el personal, ambiente y forma de trabajo.

En la industria avícola se pueden encontrar además las largas jornadas laborales con altos niveles de monotonía, las cuales varían según el país o la región en la cual está ubicada la explotación.

Riesgos biológicos

Llamado "biohazard" en inglés, este es causado por la presencia de un organismo, microorganismo, o la sustancia derivada de estos, que se convierte en amenaza a la salud humana. Podríamos incluir en este: exposición e interacción con bacterias, virus, parásitos, toxinas, plumas, manipulación de residuos animales y sus fluidos, basuras y desperdicios.

Esta claro que, dentro de los riesgos ocupacionales que poseemos en la industria avícola, el riesgo biológico es uno de los más grandes, este es común tanto para explotaciones, como para centrales de sacrifico y estamos en un punto álgido desde la aparición de la influencia aviar H5N1, pues ya sabemos lo sucedido con ella en Europa, Asia y África. Pero no debemos dejar sin mencionar la salmonela que está presente en las salas de sacrificio y un virus que aunque no produce mucho daño en los humanos, si puede ser causado por un mal diagnostico y un tratamiento inadecuado como lo es la enfermedad de Newcastle. Este virus por todos conocido, en el ser humano produce una conjuntivitis marcada, dolor de conjuntivas y secreciones, pero al no ser diagnosticada correctamente como virus (en la gran mayoría de las veces por desconocimiento del profesional del área) se envía un tratamiento con colirios que tienen en sus compuestos antibióticos, los cuales no son necesarios para este virus autolimitado el cual cederá en menos de una semana, pero el antibiótico ya habrá alterado el ojo del trabajador.

Riesgos por factores mecánicos

Estos riesgos se refieren a todos aquellos objetos, máquinas, equipos y herra­mientas, que por sus condiciones de funcionamiento tienen la capacidad poten­cial de entrar en contacto con los trabajadores, provocando daños o lesiones, como contusiones, heridas, traumas, amputaciones.

Riesgos locativos

Las características de diseño, construcción, mantenimiento y deterioro de las ins­talaciones locativas pueden ocasionar lesiones a los trabajadores, incomodida­des para desarrollar el trabajo o daños a los materiales de la empresa. Entre éstos figuran:

Riesgos químicos

Son los riesgos que abarcan todos aquellos elementos y sustancias que al entrar en contacto con el organismo por cualquier vía de ingreso pueden provocar intoxicación. Las sustancias de los factores de riesgo químico se clasifican según su estado físico y los efectos que causen en el organismo. Estos son: gases y vapores, aerosoles, partículas sólidas (polvos, humos, fibras), partículas líquidas (nieblas, rocíos), líquidos y sólidos.

Riesgos físico-químicos

El fuego es utilizado por todo el mundo, así como algunos elementos que permiten producirlo, tales como minerales, gases, toda suerte de combustibles y la energía eléctrica, entre otros. Los factores de riesgo del tipo físico-químicos (incendios y explosiones) son una de las causas principales de siniestralidad industrial y doméstica, debido a la gran magnitud de energía que se desata durante un suceso de estos, se pueden perder grandes capitales y vidas humanas. Nuestras industrias avícolas no están exentas de sufrir una catástrofe causada por este factor de riesgo.

Esta lista es un ejemplo de los diferentes riesgos profesionales de empresas avícolas, el diagnóstico de cada empresa y oficio debe ser individual. La inversión en salud ocupacional no se debe ver cómo una pérdida, si no verdaderamente como una inversión, la cual nos permitirá disminuir la pérdida de dinero por incapacidades de los trabajadores.

0811IAwork3_opt.jpg
El criterio de bioseguridad: "Todo animal y sus fluidos son considerados contaminados hasta que se demuestre lo contrario" es olvidado con facilidad
Comments powered by Disqus