En septiembre, Rusia anunció cambios que podrán reducir las cantidades importadas de pollo y cerdo que va a recibir en el 2009. Esto tendrá un efecto importante en el mercado de exportación de pollo, ya que Rusia es el mercado de exportación más grande de Estados Unidos. Rusia también importa pollo de Brasil y la Unión Europea.

Rusia produce 1.8 millones de toneladas métricas de pollo anualmente mientras que importa otras 1.2 millones de toneladas. EUA exporta 870,000 toneladas métricas de productos avícolas a Rusia cada año.

El efecto más importante e inmediato lo sintió EUA, cuando Rusia dejó de importar pollo de 19 empresas estadounidenses, se dice porque no estaban atendiendo las normas de seguridad alimentaria establecidas por Rusia. De acuerdo al gobierno ruso, se prohibió pollo desinfectado con cloro, que dicen que es una tecnología anticuada. No es un boicot, dice Rusia, quieren que EUA cambie su tecnología y exporte.

No obstante las declaraciones de Rusia, está acción se interpretó con alarma en Washington, debido al alza de tensión política entre los dos países por el conflicto reciente en Georgia.

Las exportaciones estadounidenses de pollo y otros productos cárnicos llegaron a casi $1000 millones en 2007, a la cabeza de todos los otros productos, incluyendo aviones y autos. En términos de volumen, las exportaciones de cuartos traseros de pollo congelados llegaron a casi 640,000 toneladas el año pasado, más de seis veces mayor que las exportaciones de Brasil a Rusia.

Aunque los temores en Washington son que esta es una acción política, en realidad es una decisión económica que tomó Rusia para proteger a sus propios mercados, que no sólo afecta a EUA.

Alexei Gordeyev, el Ministro de Agricultura de Rusia dijo que los acuerdos de importación de carne firmados hace más de tres años en un esfuerzo para unirse a la Organización Mundial de Comercio (OMC), ya no sirven a los intereses del país. Por ende las cuotas de importación de pollo y cerdo se reducirán drásticamente, según Gordeyev. "Estamos haciendo los cálculos en este momento. Es una cuestión de cientos, no decenas, de millares de toneladas", dijo.

El gobierno ruso está preparando un programa de más de $800 millones de dólares extras al año para financiar a la agricultura en el período de 2009 a 2012. Cerca del 20% de ese monto será destinado a la industria de la carne de cerdo y de pollo.

Aún antes de los conflictos políticos, la industria avícola estadounidense ya estaba hablando con Rusia sobre el futuro de las cuotas y la posibilidad de que acceso al mercado ruso se iba a reducir. EUA reconoce que Rusia ha aumentado su producción avícola dramáticamente en los últimos años, volviéndose así más independiente.

En septiembre, el USDA-FAS circuló información acerca del nuevo método propuesto por Rusia para calcular las cuotas de importación de carne y pollo en 2009. Este método se va basar en el historial de tres años, pero no va incluir los datos del 2008. El gobierno cree que este método va a reducir la presión sobre el mercado cárnico a fin de año, cuando las empresas típicamente importan mayores volúmenes (sobrecuota) para asegurar sus cuotas para el año entrante. Si se eliminan los datos del 2008, se cree que las importaciones sobrecuota van a caer para el resto del año.

Dos de mis colegas de WATT que participaron en la exposición agropecuaria francesa Space en septiembre, donde también participó una delegación rusa bastante grande, hablaron con Nikolay Davidov, Viceministro de Mordovia, una de las repúblicas rusas. Les explicó que el pollo actualmente representa un 56% del consumo cárnico en Mordovia y que parte de este pollo viene de otras partes de la Federación Rusa para poder satisfacer la creciente demanda. Se ha comenzado un programa oficial para promover más producción en la república, con productores pequeños y grandes. Durante esa misma exposición se habló que la tecnología avícola es la más importante para los rusos, debido a las importantes inversiones que se están realizando en Rusia en los sectores de pollo y huevo, con apoyo del gobierno.

La decisión rusa de reducir las importaciones de pollo y cerdo también afecta a Brasil. La Asociación Brasileña de Exportadores de Pollo (ABEF), evaluó la reducción de las importaciones como preocupante. A pesar del temor de una reducción de las exportaciones a Rusia, ABEF indica que el aumento de la producción interna rusa no se encuentra en un proceso tan adelantado, ni es tan rápido como se puede imaginar. Brasil tiene tiempo para programarse y migrar parte de lo que vende a los rusos a otros mercados.

Uno de los desarrollos más recientes en la avicultura estadounidense, es la competividad de EUA en el mercado de exportación de otros productos avícolas que no sean piernas ni muslos. Esto se debe en parte a que el dólar está muy débil mientras que el real brasileño está bastante fuerte. Sea lo que sea, por el momento EUA no está limitando sus exportaciones a piernas y muslos, sino que se están exportando más pollos pequeños enteros y carne de pechuga. Se cree que EUA podrá mantener el valor de exportaciones a Rusia y reemplazar las piernas y muslos con carne de pechuga, que tiene valor más alto.

Dicho todo esto, lo más importante es que si Rusia reduce las cuotas de importación de pollo drásticamente en 2009, EUA y Brasil, los exportadores de pollo más grandes del mundo, van a estar buscando nuevos mercados para sus productos, y eso definitivamente podría cambiar las cosas para la avicultura a nivel mundial. Veremos lo que pasa. IA