“El huevo procedente de los Estados Unidos, cuyas cajas contienen la leyenda ‘manténgase refrigerado’ en inglés, permanece totalmente expuesto y a la temperatura ambiente que supera los 20° Celsius, poniendo en riesgo la salud de quienes lo consumen, advirtiendo que la sola interrupción de la cadena de frío constituye una grave infracción que produce un riesgo sanitario, aunque no se haya causado daño todavía”.

Este párrafo está contenido en el texto de una denuncia que la Asociación Ganadera Local Especializada de Avicultores de Culiacán (capital del estado mexicano de Sinaloa) presentó ante la Coepris (Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) por la importación de huevo refrigerado de Estados Unidos, según reseñó el periódico regional Noroeste.

“De esta manera, se expone una situación de riesgo sanitario para los consumidores con la existencia de huevo refrigerado de importación en diversos comercios de autoservicio del estado, cuya cadena de frío ha sido interrumpida. El huevo refrigerado, a diferencia del definido fresco, tiene un régimen especial, ya que debe cumplir con disposiciones establecidas en la Norma Oficial Mexicana”, amplió el organismo gremial.

Por sus características, estos huevos deben mantenerse bajo refrigeración en todos los puntos del proceso, “advirtiendo que la refrigeración es el método de conservación físico con el cual se mantiene el producto a una temperatura máxima de 7 grados Celsius”. La denuncia lleva la firma de José Manuel Valencia Ureña, de la Asociación Ganadera Local Especializada de Avicultores de Culiacán.

El dirigente pidió a las autoridades que se ordene una verificación sanitaria para determinar si los establecimientos señalados en la denuncia cumplen las condiciones del proceso de refrigeración que determinan la calidad sanitaria de este tipo de huevo procedente normalmente de EEUU. Asimismo, ordenar, en su caso, el aseguramiento de este producto cuando se presuma que puede ser nocivo para la salud de las personas, por haberse roto la cadena de frío en los alimentos refrigerados.