El negocio avícola lo caracteriza unos inexplicables contrastes que tienen importantes efectos negativos en sus resultados económicos. A titulo de reflexión se mencionan sólo un par de situaciones que se presentan a diario en muchas empresas:

Área de producción

Preocupación por obtener los mejores resultados técnicos y de calidad en cada una de las parvadas. Por ello todo el personal involucrado se esmera en:

Planta de proceso

Se preocupan por mantener los equipos y la infraestructura de la planta adecuadamente, para procesar las aves que les envían las granjas. Su meta es obtener el mayor rendimiento posible minimizando la merma de proceso y las pérdidas de producto vendible. Además, hay un continuo seguimiento sobre cada uno de los números de rubros que conforman los gastos operacionales para que éstos se mantengan dentro de parámetros, alcanzando el producto procesado un alto grado de competitividad.

Preguntas

No obstante lo anterior, surgen algunas preguntas de un millón de dólares cada una:

Problemas

La lista de situaciones sería interminable. Los ejemplos anteriores nos invitan a reflexionar. Deseo compartir con ustedes mis conclusiones.

Solución

Muchas compañías han creado una dependencia llamada logística, cuyos integrantes se caracterizan por mantener unos excelentes canales de comunicación entre las granjas y la planta, amen de ellos asumir directamente la responsabilidad de la planeación, organización, dirección, coordinación, supervisión y control de cada una de las actividades que se realizan desde el momento en que se toma la decisión de procesar un lote de aves. Estos funcionarios tienen un perfil especial de personalidad que le permite cambiar esta actitud arrogante e indolente que se observan en muchos funcionarios de las áreas antes citadas.

Actuando con un gran criterio empresarial han logrado conectar acertadamente el eslabón que hace falta, para que la cadena productiva avícola se encuentre en todo momento sólidamente unida y los representantes de cada una de las dependencias que la conforman, actúen con un criterio de servicio hacia las áreas que le preceden o continúan, ya que tienen claro que su responsabilidad termina cuando el cliente final consume el producto procesado.