Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
0709IAperidgaoSecches2
Nildemar Secches, director-presidente de Perdigão
14 de septiembre de 2007

La facturación de Perdigão crece

El crecimiento del mercado interno y de las exportaciones hizo a la empresa retomar el crecimiento, después del momento de crisis causado por la influenza aviar.

En 2006, cuando los ejecutivos del mercado avícola enfrentaron un momento de crisis extrema a causa de la influenza aviar, los empleados de Perdigão no titubearon: se sintieron estimulados para dar continuidad al proyecto de expansión de la compañía. "Cuando se tiene un plan sustentable, es preciso mantenerse firme y no retroceder", dijo Nildemar Secches, director-presidente de Perdigão. ¿Cuentos de presidente? No. La estrategia fue cierta.

La compañía tiene motivos para conmemorar, un año después. Perdigão cerró el primer trimestre de 2007 con una facturación bruta de R$1,800 millones de reales, un 45.2% más que el mismo período del año pasado. El repunte de las exportaciones, cuyos ingresos crecieron 48%, apalancó el resultado. También ayudó el buen desempeño del mercado interno, con ingresos 43.2% mayores.

La generación de efectivo medida por el EBITDA (resultado operativo antes de la gastos financieros extraordinarios, impuestos y depreciación) fue de R$168.3 millones, equivalente a un aumento del 91.2% con relación al primer trimestre de 2006. La utilidad EBITDA creció de 8.3% a 11.1%, aproximándose a las utilidades promedio históricas de la compañía. La utilidad operativa llegó a los R$94.7 millones, lo que representa un aumento del 260.4%.

La mejoría de las utilidades operativas en el período demuestran el acierto de las estrategias adoptadas por la empresa, con un enfoque en el aumento de productividad, en la eficiencia de las ventas, en la reducción de costos y gastos, junto con el calentamiento de los mercados externo y interno.

El comportamiento de los principales mercados importadores confirmó la tendencia de recuperación de la demanda observada en el segundo semestre del año pasado, después de la retracción ocurrida debido a la influenza aviar. Entre enero y marzo, los volúmenes exportados aumentaron 38.8% comparado con el primer trimestre de 2006.

Entre los factores que influenciaron positivamente el desempeño de Perdigão en el mercado interno, se destaca la actividad de lácteos, que representó un 20.5% de los ingresos nacionales, con un total de R$211.4 millones de reales. Por otro lado, el crecimiento de los ingresos resultó en el aumento del consumo interno, también favorecido por la caída de los intereses y la inflación baja.

Las ganancias netas en el trimestre quedaron en R$62.7 millones, monto 503.4% mayor comparado al período de enero a marzo de 2006, que refleja los esfuerzos continuos de la compañía en la expansión de sus operaciones y diversificación de las plataformas de negocios, con la idea de diluir los riesgos.

Unidades de Negocio

Al inicio del año, Perdigão implementó una amplia reestructuración en su sistema de gestión, con el objetivo de sustentar el crecimiento de la empresa en los próximos años. La compañía dejó de ser administrada por áreas y adoptó el modelo de Unidades de Negocio.

Se trata de una iniciativa nunca antes vista en la historia de la compañía fundada en 1934 por inmigrantes italianos en la ciudad de Videira, en Santa Catarina, en el sur de Brasil. Perdigão hoy tiene 20 unidades industriales, 39 mil empleados y comercializa 2,500 artículos a diversos países, principalmente en el Medio Oriente y Europa.

Durante el primer trimestre de 2007, Perdigão invirtió R$125 millones de reales, 31% más en relación a igual período de 2006. La mayor parte de los recursos se enfocó a nuevos proyectos, con el objetivo de incrementar la capacidad productiva para atender demandas generadas en los principales mercados y dar continuidad al crecimiento sustentado de la compañía.

El 29.6% del total de las inversiones se aplicó en el Complejo Agroindustrial de Mineiros, estado de Goiás, inaugurado en marzo. La unidad se destina al faenado y procesamiento de pavos, que cuando esté operando a toda capacidad, podrá procesar 81 mil toneladas/año.

Adquisiciones

En el mismo mes, Perdigão adquirió Sino dos Alpes Alimentos Ltda., situada en Bom Retiro do Sul, en Rio Grande do Sul, subsidiaria de la Grandi Salumifici Italiani (GSI), grupo líder en embutidos en Italia. El negocio se quedó en torno a los R$8.5 millones, el cual va a proporcionar la centralización de la producción de líneas a pequeña escala en una única unidad industrial. Como parte de la negociación, las dos empresas firmaran un acuerdo que posibilita el intercambio de tecnología y la comercialización recíproca de productos.

En este período, la empresa entró al mercado de alimentos para mascotas, con el lanzamiento de los alimentos para perros Balance y Supper. Los productos son los primeros de la cartera Essencial Pet Care, división creada especialmente para el segmento. En el montaje de una moderna línea de producción de alimentos balanceados en la fábrica de Francisco Beltrão, Paraná se invirtieron cerca de R$4 millones de reales.

En junio, Perdigão le compró a Unilever las marcas de margarina Doriana, Delicata y Claybom y los equipos de producción, en Valinhos, en el interior de São Paulo, negocio calculado en R$77 millones de reales. Además de eso, Unilever dio licencia a Perdigão de las margarinas Becel y Becel ProActiv. La idea es llegar a los consumidores que se preocupan por la salud del corazón. Según una nota divulgada por la asesoría de prensa de la nueva operación, la margarina Becel, marca global de Unilever, será el primer producto que se va a beneficiar de la distribución de Perdigão, que llega a más de 84 mil puntos de venta en todo el país. La coinversión no tiene carácter internacional.

Plusfood de Holanda

De mayor importancia, Perdigão llegó a un acuerdo con la holding holandesa Cebeco Groep BV para la adquisición de Plusfood Groep BV, en mayo, un negocio calculado en 30 millones de euros. Perdigão será la primera compañía brasileña del sector de alimentos con operaciones industriales en Europa.

Para la empresa, el principal objetivo de esta adquisición es hacer que las ventas en Europa avancen en la cadena de valor y lleguen a los clientes finales, sobre todo en los segmentos al menudeo y de servicios de alimentos. Esta adquisición no va a alterar las operaciones internacionales actuales de Perdigão, que mantendrá sus oficinas en funcionamiento para atender a sus clientes tradicionales con la marca Perdix.

Plusfood tiene tres plantas industriales: Holanda, Reino Unido, y Rumania. La empresa mantiene todavía oficinas comerciales en varios países europeos y actualmente, importa materias primas de Brasil y de Tailandia.

Plusfood tiene capacidad instalada para la fabricación de aproximadamente 20 mil toneladas/año de productos acabados, cuya facturación anual gira en torno de los 70 millones (aproximadamente R$184 millones de reales). Sus principales productos son nuggets y otros productos empanados, cocidos y a la parrilla de pollo, además de diversas variedades de hamburguesas. Los principales mercados para los productos comercializados por la Plusfood son el Reino Unido, Italia, Holanda, España, Alemania y Francia.

Exportaciones

Las exportaciones sumaron R$752.4 millones de reales, que representan el 48.7% de los ingresos netos de la compañía en el trimestre, aunque la devaluación cambiaria se haya reflejado sobre los ingresos en reales de este mercado.

Con el repunte del consumo en los principales mercados importadores, junto con los ajustes de los inventarios mundiales y a la reducción de la superoferta, las ventas de productos crudos de aves crecieron un 32.9% en volumen y 44.4% en ingresos. Los productos de cerdo y res tuvieron un incremento del 37.4% en volumen y del 43.6% en ingresos, a pesar de la presión de los precios internacionales y de las restricciones de Rusia a la carne de cerdo producida en algunos estados brasileños.

El aumento de las ventas de aves especiales y productos industrializados marcó el desempeño en la categoría de productos elaborados/procesados, que presentó un aumento del 65.4% en volumen y 60.3% en ingresos.

Los precios promedio en el mercado externo se recuperaron en el período, con relación al primer trimestre de 2006, registrando un crecimiento del 11.2% en dólares y de 6.6% en reales. Esos índices podrían ser todavía mejores, si no fuera por la revaluación del 3.5% del real en relación al dólar, en comparación con el ejercicio del año anterior. Los costos promedio aumentaron un 1.9%, presionados por el precio de los principales granos.

En función del incremento de las exportaciones, los productos crudos registraron una caída del 40.9% en volumen y 14.2% en ingresos. Los índices expresan mucho, porque reflejan la restitución del contexto atípico vivido en el primer trimestre de 2006, cuando los "comodities" se redireccionaron al mercado interno debido al retroceso de la demanda internacional.

Mercado interno

Los ingresos brutos en el mercado interno llegaron a R$1,000 millones de reales en el primer trimestre. El volumen de ventas de carnes aumentó un 4.4%, con un total de 149,500 toneladas. Los productos procesados encabezan las ventas de esta actividad, con un volumen comercializado de 134,300 toneladas, lo que equivale a un aumento de 14.4% comparado con el mismo período del año anterior. En ingresos, el avance fue de 15.9%, en un total de R$631.3 millones.

El buen desempeño presentado por los productos lácteos representó el 20.5% de los ingresos obtenidos en el mercado interno. A pesar de que esta actividad está consolidada en los resultados de Perdigão solamente a partir de junio del año pasado, cuando se efectuó la adquisición del 51% del control accionario de Batávia S/A, la compañía informa para fines comparativos que el crecimiento, con relación al primer trimestre de 2006, fue del 9% en volumen de leche y 20% en volumen de lácteos, jugos y otros.

Los precios promedio en el mercado interno aumentaron un 7.6% para los productos de carnes y 4.1% para los lácteos. En el caso de las carnes, los costos promedio fueron 0.1% menores, lo que contribuyó a la mejoría de las utilidades, a pesar de la presión provocada por la elevación de los precios de los granos.

2006: año difícil

El buen resultado del inicio de 2007 puede revertir, hasta final del año, el cuadro que no fue tan bueno en 2006. El balance de Perdigão sufrió el impacto de la caída en las exportaciones, motivada por la reducción de la demanda de carne de pollo, en función del avance de la influenza aviar, y por el embargo ruso a la carne de cerdo brasileña debido a la fiebre aftosa. Los resultados de la compañía también se vieron afectados por la valorización del 10% del real frente al dólar.

Por delante de las adversidades presentadas en el escenario internacional, la empresa amplió su enfoque de actuación en el mercado interno. Ese esfuerzo, sumado al aumento del nivel de ocupación y de la masa salarial, más la entrada de la compañía en el mercado de lácteos, resulto en un crecimiento del 20.1% en los ingresos brutos de las operaciones internas, que superaron el establecimiento de los R$ 3,600 millones.

Las exportaciones retrocedieron 13.3% en ingresos, para cerrar el año en R$2,500 millones. Con el buen desempeño de las ventas en el mercado interno, la facturación bruta sumó los R$6,100 millones, monto 4% superior al registrado en el año 2005. Como consecuencia de los factores internacionales desfavorables, que marcaron principalmente los seis primeros meses del año, la utilidad bruta en 2006 totalizó R$1,300 millones, reducción del 7.9% en comparación al año anterior.

Los datos consolidados de la compañía muestran que en el año pasado se vendieron al mercado interno cerca de 90,700 toneladas de carne cruda, de las cuales 72,800 toneladas fueron de aves (pollos, chesters pollos grandes tipo roaster - y pavos) y 17,900 toneladas de cerdo y res. Entre productos elaborados (aves especiales, cortes sazonados) y procesados (embutidos, salamsi, jamones, mortadela, salchichas, hamburguesas, albóndigas, kibes, nuggets y bisteks), fueron 529,500 toneladas. Para completar, 162,100 toneladas más de lácteos y 65,600 toneladas de soya.

El mercado externo también se retrajo. Para Perdigão, las exportaciones se dividen entre el Lejano Oriente, con 25.3%, Europa con 28.6%, Eurasia con 17.6%, Medio Oriente con 20.9% y otros países con 7.6%. En 2006, se exportaron 583,200 toneladas de carne cruda, de las cuales 457,400 toneladas fueron de aves y 125,800 toneladas de cerdo y res. Entre productos elaborados y procesados fueron 112,400 toneladas. No hubo exportación de lácteos y soya.

Futuro

Las expectativas de Perdigão para el resto del 2007 son un crecimiento por arriba del 10% de los volúmenes totales comercializados de carnes y otros productos procesados, con una predicción del 7% para el mercado interno y 15% para el mercado externo. Se espera un crecimiento del 12% del volumen de productos lácteos.

Los planes de Perdigão para el futuro incluyen incrementar su participación en el mercado de lácteos, incremento de la participación en el mercado de bovinos, e inversiones en nuevas líneas de productos refrigerados, como margarinas, en la cual la empresa ya había iniciado actividades en 2005. Los planes de la empresa también incluyen la ampliación y crecimiento de las actividades de aves, cerdos y productos procesados para atender la demanda del mercado interno y del mercado externo.

0709IAperdigao2_2
Sala de corte de aves en Marau, Rio Grande do Sul
Comments powered by Disqus