Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
0708IAlitter1_opt.jpg
Hacer la composta de la cama entre parvadas reduce los patógenos y mejora la salud aviar.
on May 20, 2008

Manejo efectivo de la cama de pollo de engorda

El manejo de la cama de pollo de engorda debe ser un esfuerzo organizado tanto del personal de la compañía de pollo como del mismo productor integrado.

El manejo de la calidad de la cama es un aspecto importante de la producción económica de pollos de engorda sanos. La calidad de la cama impacta directa o indirectamente la salud respiratoria del ave, la cantidad y la viabilidad de los microbios, las necesidades de ventilación, el uso de gas propano y la salud del trabajador. Por estas razones, el manejo de la cama de pollo de engorda debe ser un esfuerzo organizado tanto del personal de la compañía de pollo como del mismo productor integrado.

En EUA, es la norma la reutilización de la cama de pollo de engorda por un cierto período. La experiencia ha mostrado que este sistema funciona bien y que tiene algunas ventajas prácticas en comparación con la limpieza general después de cada parvada. Además, las reglamentaciones ambientales han definido la manera en la que los productores pueden usar la cama de pollo de engorda como fertilizante, lo que los ha forzado a usar y comercializarla de forma más cuidadosa. La escasez de materiales de cama adecuados es un creciente problema en muchas zonas de producción de pollo de engorda. El bajo suministro de viruta de madera de pino y la pérdida de otros materiales que compiten está haciendo que sea caro o difícil para los productores la compra de materiales de sustitución después de la limpieza y para agregar por encima.

En una zona dada, una o más de estas situaciones puede ocasionar que no sean atractivas las frecuentes limpiezas completas. Afortunadamente, la cama se puede reutilizar muy bien, si se maneja de forma adecuada. La cama usada expone de manera natural a las aves jóvenes a cantidades bajas de muchos microorganismos de diferentes clases. Esta primera exposición proporciona un tipo de inoculación de exclusión competitiva a las aves, de tal forma que están menos propensas (sin exposición previa) a la infección de organismos patógenos. Desde luego, esto supone que no hay problemas sustanciales de enfermedades que se pasen de la parvada anterior. Los pollos de engorda jóvenes pueden estar expuestos a niveles bajos de una amplia variedad de bacterias, coccidias y cepas vacunales de virus. Muchas explotaciones que limpian la cama por completo después de cada parvada experimentan formas más graves de enfermedades comunes, debido a que las aves llegan a edades posteriores en un estado sin contacto previo antes de estar expuestas a un patógeno, con poca inmunidad y colonización intestinal de las bacterias que compiten.

En Alabama, la mayoría de los productores sacan la cama de las casetas una vez al año, en la primavera. Este sistema proporciona un estímulo (refuerzo) anual al desempeño cuando se reducen las cantidades de microbios y se encuentra al mínimo la infección subclínica. Los productores informan de un mejoramiento en la clasificación de la colonización relacionada con la nueva cama, mientras que los integrados esperan un mejoramiento de 3-4 puntos en la conversión alimenticia y 1.5 puntos de mejoramiento en los decomisos en la planta. En la decisión de cuándo limpiar por completo la cama, los beneficios a corto plazo en el desempeño vivo vistos con la limpieza total deben sopesarse contra el costo y la mano de obra que implica una limpieza frecuente, la capacidad del productor de obtener suficiente material para la cama a un precio razonable y el mercado local de la cama como fertilizante. Actualmente, un camión de virutas de pino cuesta alrededor de $700 dólares, lo cual pondría el costo de sustituir las virutas en una caseta en $700-$1,400 dólares. El costo de sacar la cama se tendría que añadir a esto, al calcular el costo de la limpieza hecha con regularidad. Esto debe compararse con los mayores costos de ventilación y tratamiento de la cama necesarios con la acumulación de ésta.

Manejo de la cama entre limpiezas

Si las condiciones son tales que son difíciles de realizar las limpiezas con regularidad por cualquiera de una serie de razones, los productores deben usar técnicas de manejo de la cama para evitar que la acumulación de cama sea una sangría económica de la explotación. Durante la crianza, deben manejarse la ventilación, calefacción (cuando sea necesaria) y la calidad del agua para mantener seca la cama y minimizar los niveles de amoniaco y de microbios. Si el manejo de la caseta durante la crianza está por debajo de la norma, van a aumentar los niveles de microbios, particularmente bacterias y coccidias (a los virus les gustan más las condiciones secas), al punto de que se torna más difícil reducir estos niveles entre parvadas. Por esta razón, los sistemas de acumulación de cama requieren de un manejo de la caseta más estricto para que funcione de manera adecuada. Este concepto se torna particularmente evidente si los productores en una zona tienen que reutilizar la cama durante varios años, como suele ser común en algunas zonas de producción de pollo de engorda. Un buen manejo de la caseta, combinado con una serie de técnicas (deshacer las costras y apelmazamientos, compostaje en hileras, tratamientos de la cama, aflojamiento) le va a permitir a los productores sacar el mayor provecho de la cama acumulada, si se requiere reutilizarla por más de un año.

Si se reutiliza la cama, deben considerarse los tiempos muertos. Dejar descansar la cama entre parvadas permite que se disminuyan los niveles de microbios conforme ésta se enfría y se seca. Debe lograrse un equilibrio económico entre los ingresos de la compañía y del productor y la biología del ambiente de la caseta. Un mínimo de un tiempo muerto de 10 días va a permitir que se enfríe y seque la cama suficientemente como para reducir la cantidad de microbios. Si es posible, 14 días de tiempo muerto reduce incluso más la amenaza de enfermedades. No obstante, debe recordarse que con el tiempo muerto no se reducen las bacterias formadoras de esporas. Por esta razón, las formadoras de esporas como las clostridias (relacionadas con la dermatitis gangrenosa y la enteritis necrótica) se pueden acumular con el tiempo. La limpieza total es la mejor opción, si las condiciones relacionadas con las bacterias formadoras de esporas se convierten en un problema.

Fabricación interna de composta

Durante los últimos años, los productores de pollo de engorda han refinado métodos de fabricación interna de composta con la intención de usar esta técnica para reducir la carga bacteriana y viral entre períodos de producción. Con frecuencia, los productores usan una máquina para barbechar o arar para hacer hileras, en la caseta avícola. La creación de hileras va a requerir de varias horas de trabajo por caseta. Se lleva una cantidad similar de tiempo volver a esparcir la cama después del compostaje. Se puede dejar cama apelmazada para proporcionar suficiente humedad para que proliferen las bacterias de la composta. Si es baja la humedad de la cama, no van a crecer las bacterias objetivo y no se va a obtener la temperatura adecuada de compostaje. La mayoría de los productores pasan un desencostrante tirado por un tractor por toda la caseta para romper la cama e incorporarle aire.

Las investigaciones hechas en el Departamento de Ciencias Avícolas de la Universidad de Auburn y en el del Estado de Luisiana (Theresia Lavergne) muestran que se alcanzan las máximas temperaturas (54 a 60°C ó 130 a 140°F) a las 24 horas de hacer las hileras, para después empezar a bajar después de unas 48 horas. Esto es suficientemente largo para matar a la mayoría de las bacterias y virus patógenos. Con base en esto, un programa de formación de composta interno de tres a cinco días entre parvadas es una forma útil de reducir los patógenos virales y bacterianos, y de mejorar el desempeño de las aves. En las hileras cubiertas mantienen las temperaturas altas incluso más tiempo. La cobertura permite que toda la cama (incluso la que se queda fuera) forme compostaje y retenga amoniaco que contribuye a matar a los microorganismos.

El uso de compostaje en hileras para rejuvenecer parcialmente la cama si no es factible la limpieza total, tiene sentido desde un punto de vista económico. La reducción de los niveles de microorganismos frágiles como los virus de LT, campilobácter y salmonela ayudan a asegurar un óptimo desempeño del ave y a reducir las preocupaciones de seguridad alimentaria en humanos. La reducción de las cargas de bacterias y virus dañinos permite a las aves usar el alimento para el crecimiento y el desempeño, más que para combatir desafíos leves (y a veces ocultos) de enfermedades. Además, se reduce el nivel de amoniaco de la cama al inicio del siguiente lote de aves. Aunque las mejoras en el desempeño de la formación de composta interna de cama no reproducen la limpieza y el saneamiento total, sí son sustanciales las mejoras en sanidad y desempeño, además de que reporta beneficios por los esfuerzos que debe invertir el avicultor.

Tratamientos de la cama

Gran parte de la industria del pollo de engorda ha aceptado el uso de tratamientos de la cama para mejorar el desempeño y la salud cuando ésta se reutiliza. En general, la reducción de los niveles de amoniaco en la caseta es el principal propósito de utilizar un tratamiento de la cama, aunque la reducción del pH también reduce la viabilidad de los microbios. En los últimos años, las razones para utilizar tratamientos de la cama y todos los posibles beneficios que esto trae, se han expandido hasta incluir las mejoras en el desempeño y las preocupaciones ambientales. Los tratamientos de reducción de amoniaco de la cama ofrecen un mejor ambiente interno para las aves. Esto es importante si las condiciones dictan la reutilización de la cama por períodos prolongados.

Los sistemas de acumulación de cama son comunes en toda la industria del pollo de engorda, los cuales con un buen manejo se pueden usar de manera eficaz. A pesar de esto, una limpieza general al año por lo general muestra un refuerzo transitorio en el desempeño, lo que indica que las infecciones subclínicas o las emisiones de amoniaco sí lo reducen sensiblemente. Muchos factores influyen cuán frecuente puede un productor limpiar la cama de la caseta de pollos, lo cual incluye las opciones de venta o eliminación de ésta, disponibilidad y costo del material de cama, la carga percibida de enfermedades y la calidad que pueda tener. Las técnicas tales como la formación interna de composta de la cama, aflojamiento frecuente entre parvadas y los tratamientos de la cama pueden ayudar a los productores a manejar la acumulación de cama, si resulta impráctica la limpieza total. --Watt Poultry USA

Beneficios de reutilizar la cama:

Reducción de costos y mano de obra involucrados en la limpieza frecuente

Menos problemas en obtener materiales para la cama a un buen precio

Mercado variable para la cama como fertilizante

Beneficios de usar cama limpia:

Mejor conversión de alimentos

Menos decomisos

0708IAlitter2-hess_opt.jpg
El autor principal del artículo, Dr. Joe Hess, profesor asociado, Universidad de Auburn.
Comments powered by Disqus