Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
0802IAprocessor1
El egoísmo profesional daña el armonioso clima organizacional que debe existir entre todas las dependencias de la empresa, resultando en la formación de repúblicas independientes, que defienden a muerte sus posiciones intransigentes.
on January 22, 2008

Problemas intestinales

Los conflictos internos son graves problemas en el sector de procesamiento

Con éste sugestivo titulo del presente artículo deseo llamar la atención de la administración de la planta y la compañía en general, de uno de los más graves problemas que se ha generalizado en mayor o menor proporción en el sector empresarial: conflictos internos, los cuales impiden el avance normal de las actividades para alcanzar las metas planeadas.

Es de todos conocidos la tradicional discrepancia conceptual que se presenta en condiciones normales de manera sana en las distintas áreas de una procesadora de aves: producción, mantenimiento, calidad, recursos humanos, compras, administración, ventas, hecho que contribuye al crecimiento en conjunto de toda la organización. Sin embargo, cuando los responsables de cada una de ellas adoptan comportamientos egoístas, arrogantes, anti-éticos, entonces se daña el armonioso clima organizacional que debe existir entre todas estas dependencias y un grave problema de interrelación, propicia a la formación de repúblicas independientes, que defienden a muerte sus posiciones intransigentes, dando la sensación de estarse jugando un partido de básquetbol donde nadie encesta.

La anterior realidad cotidiana, la disimulan muy bien ellos así piensan cuando están reunidos en los sistemáticos comités gerenciales, ya que su propósito circunstancial es maquillar este estado de anarquía que se vive fuera del recinto de la gerencia general. Durante las reuniones demuestran la mejor disposición de trabajo en equipo, adoptando comportamientos hipócritas en casos extremos para dar la sensación de un normal entendimiento entre las distintas dependencias que permitan conseguir el objetivo final.

Las consecuencias de esta gravísima situación es que las grandes oportunidades de mejoramiento llamadas antiguamente deficiencias se van aplazando llegando a pasar años inclusive y el indagar por las causas de su demora se esgrime la dura realidad: técnica de las excusas y cuestionamiento sobre la calidad del trabajo desarrollado por los responsables de las otras áreas involucradas.

Ejemplo

Un ejemplo sencillo ilustra la anterior situación: como está demostrado que el arrastrar las estibas de jaulas llenas y/o vacías sobre el piso contribuye al desgaste gradual de las mismas, de la superficie y demanda un mayor esfuerzo del personal que hace este trabajo, luego de verse un video donde se mostraban las ventajas de utilizar un carrito de diseño especial, se acordó que se fabricaría uno de prueba y con base en los resultados, se ordenaría la construcción de los restantes.

El tiempo transcurre y un elemento cuya fabricación demanda máximo 2 horas, toma días, semanas, meses, etc., ya que el Departamento de Mantenimiento afirma que solicitó los materiales al almacén, éste a su vez al Departamento de Compras, pero se está a la espera de que se firme la respectiva orden, para proceder con la traída de las partes integrantes. En resumen, un trampolín múltiple de excusas que impiden cristalizar este sencillo proyecto de comprobados beneficios por la actitud de indiferencia empresarial, puesto que cada uno cómodamente hace lo estrictamente necesario dentro de una cultura de indolencia disimulada elegantemente, para proyectar una imagen de normalidad en la gestión que a diario se desarrolla.

La anterior situación, pone de manifiesto la ausencia del compromiso mancomunado que rigen las organizaciones exitosas, que actúan como las abejas o las termitas, donde cada una sabe cual es su papel y lo hace a cabalidad.

Estas rivalidades interdisciplinarias se originan no por lo que hacen los funcionarios de las distintas áreas, sino por lo que dejan de hacer resultado de no tener claros las metas, los colaboradores de las empresas perdiéndose en un abismo de detalles técnicos y administrativos que hacen desviar su atención cotidiana de su objetivo central. Esta desorientación en cascada hace que las personas involucradas en el ejemplo anterior de la fabricación del carrito, dirijan sus esfuerzos hacía direcciones distintas, produciendo desconcierto, resentimiento, desilusión y hasta un ambiente hostil que lleva a comportamientos denigrantes entre sí, donde se culpan mutuamente, hecho que afecta el sano clima organizacional que debe existir.

Meta temática

Afortunadamente los estudiosos en estos temas del comportamiento administrativo, ha logrado diseñar una metodología tendiente a solucionar esta grave problemática, la cual parte del establecimiento de una "meta temática", consistente en definir un propósito único para todos los involucrados durante un tiempo relativamente corto que puede oscilar entre 3 a 6 meses. En el ejemplo que hemos tomado a manera ilustrativa: desarrollar y poner en práctica el sistema más eficiente para la movilización de las jaulas llenas y/o vacías.

Ahondando en el tema es conveniente precisar que la "meta temática" debe tener los siguientes características: ser única sólo un propósito e identificarse con una acción clara tendiente a mejorar, reducir, incrementar, acelerar, etc, un proyecto en particular.

El complemento anterior es precisar de unos objetivos cualitativos. En nuestro ejemplo, el rediseño del sistema de movilización de las jaulas, ilustrando al personal participante de este proyecto, sobre los beneficios a lograrse.

Por último, queda el establecimiento de objetivos operativos. Continuando con el ejemplo del carrito, se definirían los ahorros a obtenerse como menor desgaste tanto del personal como de las jaulas y mayor rapidez en la ejecución de esta tarea.

Comments powered by Disqus