Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
on May 16, 2007

Procesamiento avícola: los siguientes 10 años

Los proveedores de equipo echaron un vistazo al futuro del procesamiento avícola.

A través de los años, las mejoras en la tecnología del procesamiento avícola han ayudado a las industrias del pollo de engorda y del pavo a mejorar la eficiencia y la calidad de los productos. De acuerdo con representantes de algunos de los vendedores de equipo, en la siguiente década la industria avícola puede esperar ver incluso más cambios y avance.

WATT PoultryUSA entrevistó a Russ Williams, Gerente de Mercadotecnia de Gainco Inc.; Frank Nicoletti, Vicepresidente Ejecutivo de Stork Gamco y Heath Jarrett, Vicepresidente de Ventas y Proyectos de Meyn America, LLC, y le pidió a cada uno de ellos compartir sus puntos de vista de qué es lo que se puede esperar en los siguientes 10 años de las nuevas tecnologías de procesamiento avícola.

Cambios

"La inteligencia artificial va a tener un papel más importante en el procesamiento", dijo Russ Williams. "Espero por completo que en el transcurso de la siguiente década, la inspección veterinaria que utiliza tecnología de calificación por medio de la visión se convierta en una práctica estándar en las plantas de procesamiento. La velocidad de las líneas va a incrementarse también, conforme aumente el uso de la tecnología".

Las iniciativas de trazabilidad (rastreabilidad) van a permitir a los procesadores mantener el "control" de cada ave desde que se cuelga en vivo hasta el corte en piezas. Williams dijo que el enfriamiento por inmersión en una línea de ganchos y los sistemas de enfriamiento de aire y de aspersión van a ser cada vez más frecuentes.

"Todas estas cosas van a ser impulsores, pero al final del día, lo que va a impulsar los cambios van a ser las nuevas formas de reducir el costo al proceso al mismo tiempo que se produce un producto seguro y de alta calidad para el consumidor. La tecnología para maximizar los dólares invertidos es y estará ahí en la próxima década", mencionó.

De acuerdo con Williams, el crecimiento continuo en las ventas de aves va a depender del desarrollo de nuevos productos. "El desarrollo de productos, tanto en términos de presentación visual como de sabor, va a mantener ocupados a los procesadores en los siguientes años. Los consumidores están demandando más opciones en los productos que compran y los procesadores están cumpliendo este desafío hoy al ofrecer una cocina étnica más diversa que no había fuera de los restaurantes de especialidades hace cinco o 10 años", mencionó.

"Desde el punto de vista del proveedor, debemos continuar transmitiendo estos beneficios a largo plazo de invertir en nuevas tecnologías que proporcionan una solución al sistema y disminuyen el costo total para los procesadores", mencionó. "La nuestra va a continuar siendo una relación simbiótica. Como proveedores, debemos continuar nuestro enfoque en los sistemas de despacho que van a hacer crecer los negocios de nuestros clientes. Los procesadores van a seguir buscando formas de reducir los costos de las operaciones para maximizar los resultados iniciales y finales. La inversión de los proveedores en nuevas tecnologías va a crear estas oportunidades a nivel de la planta", comentó.

Mayor velocidad

De acuerdo con Frank Nicoletti, los procesadores de pollos deben esperar ver avances más significativos en el procesamiento primario durante la siguiente década. "A mediados de la década de 1990, la velocidad de la línea primaria de aves alcanzó las 140 aves por minuto. Nos tomó 10 años, pero las velocidades de 180 aves por minuto están a la vuelta de la esquina. Creo que tarde o temprano vamos a llegar a las 200 aves por minuto", dijo Nicoletti. Explicó que incluso más importantes que los incrementos en la velocidad de la línea van a ser los sistemas de inspección más sofisticados controlados por HACCP-y basados en datos científicos. "Esto va a tener que suceder. Cambiarnos hacia las bases científicas, más que las pruebas organolépticas va a pavimentar el camino hacia mayores velocidades en la línea", comentó.

Dijo que los procesadores deben esperar ver un mayor nivel de confiabilidad en el equipo. Esto le va a permitir a las compañías mejorar la eficiencia de la línea y reducir los tiempos puertos. Con los programas de mantenimiento más sofisticados se van a poder cumplir las metas de un menor costo de la propiedad del equipo.

De acuerdo con Nicoletti, los principales impulsores del cambio en el procesamiento van a ser la energía, el agua y la gente. "El procesamiento primario va a ver cosas que hace una década no hubiéramos discutido, es decir el surgimiento del enfriamiento por aire, por ejemplo, o el mejoramiento de los métodos de aturdimiento para las aves que van a conducir a una mayor reducción en la necesidad de la mano de obra. El agua se ha convertido en un producto masivo muy caro. Por cada dólar que gastamos en traer agua a la planta, gastamos US$1.50 en sacarla. Esa es una razón por la que nos estamos dirigiendo a los sistemas de enfriamiento por aire", comentó.

Nicoletti explicó que los recursos humanos también son un suministro limitado. Los procesadores van a necesitar equipo que sea menos complejo, para que las líneas se puedan cambiar y mantener de manera más sencilla. Pero los procesadores también van a necesitar que este equipo haga más cosas y que sea más confiable. No obstante, la confiabilidad a veces trae complejidad. Los procesadores van a necesitar de capacitación para que la fuerza de trabajo pueda trabajar con este equipo. Nicoletti dijo que al haber más y más equipo electromecánico, se va a requerir de un buen conocimiento de electrónica.

Según Nicoletti, los mercados internacionales para las aves están cambiando rápidamente. Conforme la gente en los países en desarrollo se inclina más hacia los productos saludables, van a añadir más pollo a sus dietas.

"Rusia es un mercado que hay que observar. Vamos a ver más crecimiento, más producción de aves ahí que en otros lugares en el mundo. Debemos esperar incrementos de dos dígitos en la producción. Los rusos van a querer ser menos dependientes de las importaciones de aves", comentó.

Otro lugar que hay que observar es China, de acuerdo con Nicoletti. "Está empezando a surgir como una potencia económica importante y su gente va a querer tener más acceso a opciones de productos alimenticios saludables. La demanda acumulada ahí es muy significativa", comentó.

Finalmente, está el mercado de la India. "Tal vez no sea inmediato, pero dentro de 10 años vamos a ver un consumo de pollo significativo ahí", señaló Nicoletti.

"En lo que respecta a la competencia internacional, cualquier lugar en el mundo con un buen acceso a granos y gente que pueda producir aves, va a ser competencia para los procesadores de Estados Unidos. Brasil es un país que ha mostrado un potencial para competir con Estados Unidos", dijo.

Competencia internacional

"Hoy en día el negocio es difícil para los procesadores avícolas estadounidenses", dijo Heath Jarrett. "Estamos compitiendo con países que tienen costos menores de mano de obra y de alimentos balanceados". Jarrett dice que Brasil es el país número uno que hay que observar. Su producción avícola está aumentando de manera significativa. Sus exportaciones a Rusia han aumentado también, y esto va a afectar a los procesadores de Estados Unidos del lado de la carne oscura. Dijo que Rusia en sí misma está creciendo como una potencia avícola, y la industria avícola rusa está haciéndose más independiente. "Todos estos factores conducen al desafío primario en nuestro negocio de la compañía: continuar proporcionando automatización y reduciendo los costos de mano de obra, sin dejar a un lado la eficiencia en costos al mismo tiempo", comentó Jarrett.

El procesamiento primario va a estar más automatizado, va a haber una evisceración con mayores velocidades y mayores pesos del ave. Dijo que lo que va a impulsar este desarrollo van a ser las nuevas reglamentaciones, que están comenzando a entran en vigor y que no son una práctica común, por parte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. El nuevo proceso de inspección va a ser un "proceso modificado" basado en la parte microbiológica. El objetivo es reducir la contaminación de las aves por salmonela por debajo del nivel del 5%. Bajo el protocolo sugerido, las plantas van a monitorear los niveles microbianos de las aves que procesan y que ellos mismos manejan. Van a poder correr a mayores velocidades si mantienen las cuentas microbianas por debajo de cierto nivel. Si no es así, van a tener que correr las líneas más lentamente.

Jarrett dijo que los procesadores y los proveedores de equipo van a irse más hacia las asociaciones comerciales verdaderas. "Claramente estamos en manos del procesador para nuestra supervivencia, pero los procesadores van a depender cada vez más de nosotros en los años por venir", comentó. "Va a mejorar el intercambio de información. Vamos a obtener mejor retroalimentación para que hagamos más eficientes a nuestros socios procesadores".

Comments powered by Disqus