El XIX Congreso Centroamericano y del Caribe de Avicultura llevado a cabo en El Salvador en agosto fue un evento muy exitoso – a la satisfacción de todos los participantes.

AVES, la Asociación de Avicultores de El Salvador, pidió tener el congreso fuera de turno para así poder conmemorar el 50º aniversario de su organización, y realmente lo hicieron muy bien. Hubo una asistencia récord de 1,300 participantes, que indica que había altas expectativas para este evento.

Los Congresos Centroamericanos (así como los Latinoamericanos) realmente comienzan días antes del Congreso mismo con sus eventos pre-congreso, en los cuales participan instituciones regionales, gubernamentales, así como avícolas. En este caso, se llevaron a cabo reuniones de la Asociación Latinoamericana de Avicultura (ALA), la Federación de Avicultores de Centroamérica y el Caribe (FEDAVICAC) y hasta hubo un evento especial de adiestramiento de la FAO, en el cual participaron representantes de los gobiernos centroamericanos y del Caribe. El evento de la FAO recibió mucha atención, merecida, dado que su intención fue de revisar los niveles de preparación para contingencias de enfermedades animales en la región.

Este Congreso hizo algo un poco diferente en cuanto a las conferencias técnicas y científicas, dado que las hizo todas en un día de pre-congreso. Es decir que se llevaron a cabo 48 diferentes conferencias en un solo día. Estas conferencias se dividieron en siete especialidades diferentes: reproductoras, incubación, patología, pollo de engorde, ponedoras comerciales, plantas de alimentos balanceados y plantas de procesamiento. Estas últimas dos áreas, plantas de alimentos balanceados y plantas de procesamiento, rara vez se discuten en estos congresos y su inclusión atrajo a muchos participantes.

ATAES, la Asociación de Técnicos Avícolas de El Salvador, organizó este evento pre-congreso y merecen felicitaciones ya que lo hicieron muy bien, al tener expertos de todo el mundo como conferencistas. El nivel técnico de las conferencias fue impresionante. Fue un día muy ocupado y útil para los más de 500 participantes que llegaron para las conferencias.

Más de 100 empresas comerciales participaron en la exposición avícola que comenzó la noche de la inauguración y continuó los dos días del congreso mismo. La inauguración del Congreso tuvo la participación del Presidente de El Salvador, quien también inauguró la exposición avícola. La participación de visitantes a la exposición avícola fue muy positiva, quienes llegaron ellos de todo Centroamérica, México y hasta Suramérica.

Durante los días del congreso se presentaron varias conferencias magistrales enfocadas más que nada al comercio regional, dado que el CAFTA (Tratado de Libre Comercio de Centroamérica y Estados Unidos) se acaba de firmar y es de mucho interés para los avicultores de la región.

El Instituto Latinoamericano del Huevo (ILH) llevó a cabo su Seminario Internacional de Nutrición del Huevo, que compartió excelentes ideas y sugerencias con los 250 productores de huevo que asistieron al evento.

Como es la tradición en estos eventos, se anunció la próxima sede del Congreso Centroamericano y del Caribe de Avicultura, que será Nicaragua en el 2008. Además, también se anunció la sede del Congreso Latinoamericano de Avicultura del 2009, que se llevará a cabo en La Habana, Cuba.

Hablando de los congresos latinoamericanos, el congreso en Brasil en septiembre del año que entra ya está atrayendo mucha atención y grandes expectativas. Un poco menos de un año antes del evento, ya se han vendido casi todos los estánds para la exposición avícola. El evento espera romper récords de participación, no sólo por el apoyo que tiene de los avicultores brasileños, sino también por el gran interés expresado por avicultores de todo Latinoamérica.

Durante este congreso también se comentó sobre el muy exitoso Congreso Avícola 2006 en Conjunto con Porcinos que se llevó a cabo en Buenos Aires, Argentina en julio. Fue la cuarta vez que se hizo el congreso, y de acuerdo a lo que se escuchó, fue un excelente evento para la avicultura argentina.

En conclusión, el Congreso Centroamericano de Avicultura fue un digno y magno evento que fue bien organizado y llevado a cabo, para el beneficio de todos los avicultores que tuvieron la oportunidad de participar. ¡Felicitaciones al Comité Organizador y a todos aquellos involucrados en asegurar el éxito del congreso!