Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
on January 2, 2007

Influenza aviar: año tres

Al comenzar el 2006, el problema sigue

Cuando comenzó el brote de influenza aviar (IA) asiático, nadie se imaginaba que tres años después el problema seguiría sin controlar, y que hubiera afectado a toda la avicultura del mundo. En ese entonces, pese que afectó a 10 países (hecho que ahora se reconoce como el peor brote de influenza en los últimos 50 años), se creía que en menos de un año todo estaría bajo control y la avicultura asiática normal una vez más. Se decía esto porque se afectó Tailandia, y al ser uno de los cuatro principales exportadores de carne de pollo en el mundo, esto le abría la puertas otros países a entrar a exportar, pero sólo por un año. Después de eso, se calculaba que Tailandia estaría exportando pollo crudo de nuevo. Pero eso no pasó, y mientras que Tailandia está exportando pollo cocido de nuevo, las cifras son significativamente menores en comparación a cuando exportaban pollo crudo.

Tres años después del brote original, que comenzó a fines del 2003, en algunos aspectos la situación ha mejorado, pero en otros aspectos importantes ha empeorado. De los 10 países originalmente afectados, sólo cuatro siguen con el problema – Vietnam, China, Tailandia, e Indonesia. En el caso de Tailandia y China, se creía haber controlado el problema, pero no fue así y el brote resurgió en forma importante. Pero ahora hay más países afectados, en Asia, así como en Europa.

Las enfermedades y muertes de humanos han seguido en forma continua, que es algo muy malo, con más de 70 muertos y muchos más enfermos. El hecho de que hayan seguido las muertes en forma continua es lo más preocupante. Vietnam ha sufrido lo peor de esto, pero más recientemente las mortalidades debido a IA han comenzado (y aumentado) en China, Indonesia y hace poco en Turquía. Uno esperaba que este terrible aspecto, la muerte de humanos, se hubiera controlado rápidamente, pero eso no ha ocurrido, debido a que no se ha podido controlar la enfermedad en las aves.

Todo el mundo científico lo sabe: mientras más tiempo se demora controlar la IA en las aves, más oportunidad existe para que el virus se mute y se convierta en uno que se pueda transmitir fácilmente de humano a humano. Es importante reiterar que esto todavía no ocurre, pero la posibilidad existe mientras que no se controle el problema en las aves.

Este virus de IA, el H5N1 de Asia, ya ha hecho varias mutaciones importantes que son preocupantes al haber infectado a: humanos, perros, gatos, cerdos y tigres, algo que no es común en estos virus, pero que sí ocurre. Este virus vino originalmente de las aves acuáticas silvestres (patos), como un virus de baja patogenicidad, entró a la población de aves domésticas (de traspatio) y mutó a un virus de alta patogenicidad. Además de haber infectado a los humanos y otras especies mencionadas, el virus también contaminó a las aves acuáticas silvestres, algo que no se creía que pudiera pasar. No es normal que la fuente inicial de este virus sea recontaminado con el virus de alta virulencia.

Pero eso fue lo que pasó, creando el pánico mundial que llegó cuando estas aves acuáticas comenzaron su migración de Asia a Europa y en su paso contaminaron a aves en varios países europeos, incluyendo Rusia, Ucrania, Turquía y Rumania. Fue esta migración de aves acuáticas silvestres con el virus H5N1 la que creó el pánico internacional, porque por primera vez los medios de comunicación populares se enteraron de la gripe aviar.

Desafortunadamente, los medios de comunicación, en muchos casos, hicieron un mal trabajo de reconocer lo que realmente estaba pasando y le hicieron creer al público que consumir pollo o huevos iba a enfermar o hasta matar a las personas.

Es bajo esta última realidad en que se encuentra la industria avícola internacional al comenzar este tercer año del brote de IA asiático. La realidad es que el consumo de pollo y huevo ha caído en forma significativa en muchos países, debido al temor del público consumidor. Países que han sufrido una baja significativa del consumo incluyen algunos donde ha llegado la IA, pero muchos más en los que no existe: Rusia, Rumania, países del Medio Oriente, China, Turquía, España, Inglaterra, México y Argentina, entre otros.

Esto ha tenido varios efectos, comenzando con un fin de año peor de lo pronosticado para la industria avícola de muchos países. Por otro lado, todas las industrias avícolas del mundo han tenido que revisar y actualizar sus planes de prevención y control de epidemias, y explicarlos al gobierno y al público. Además, se han tenido que lanzar programas de publicidad enérgicos para asegurarle al público que no hay peligro en consumir pollo y huevos. En todo el mundo, muchos de estos programas de publicidad se están concentrando en decir que el pollo y huevo cocidos son sanos y salubres.

Cabe recalcar que la manera en que afectó al mundo este brote de la IA asiática, ciertamente no fue en la forma pronosticada. En primer lugar se dijo que no duraría más de un año, y ahí hubo una equivocación grande. Ese primer año, eso fue todo lo que se hablaba, y definitivamente fue el tema de mayor importancia de la industria. El segundo año, el año pasado, debido a que siguió el problema, siguió el énfasis en éste, en forma muy candente. Siguió siendo el tema de mayor importancia para la industria, más que nada por el hecho de que este brote podría iniciar una pandemia. Luego llegó la migración y diseminación del virus a Europa, y mucho miedo por parte del público, con la consiguiente caída del consumo de productos avícolas.

Quién sabe que ocurrirá en este tercer año del brote, pero seguramente seguirá siendo el tema de mayor importancia para la industria avícola del mundo, y la discusión de la IA, y como detenerla, continuará sin pausa. La IA seguirá siendo de suma importancia para el mundo en general, desde el público consumidor, a los sectores médicos y científicos hasta los más altos niveles de gobierno de todos los países, debido a la posibilidad de que se podría convertir en una pandemia, algo que todos temen. La realidad es que no sabemos lo que va a pasar, pero si sabemos que tenemos una situación que no se ha controlado y que este es un virus muy hábil que ya ha hecho varias cosas que supuestamente no deberían haber sucedido. Entonces, no debemos estar sorprendidos de lo que ocurra, sea lo que sea debemos continuar preparándonos para lo peor, y tener planes y procesos listos, por si llega lo inesperado.

Comments powered by Disqus