Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Manejo, producción y equipo
hens-top-broilers
Foto: Bigstock.com
1 de noviembre de 2017

Incineración de residuos avícolas: una solución biosegura

Ante enfermedades como la influenza aviar, existe la necesidad de echar a andar otras técnicas para eliminar residuos de granjas avícolas, como la incineración, que garanticen la bioseguridad

Cuando hay enfermedades aviares −como la influenza aviar−, una de las cosas que hay que hacer es eliminar vectores de contaminación. De entre los métodos más prometedores está la incineración, pues es el sistema más bioseguro, ya que se elimina el 100 por ciento de posibilidades de que haya vectores, como los camiones recolectores. Recordemos que, aunque se disponga adecuadamente de la mortalidad o la pollinaza/gallinaza en la granja, por lo regular los caminos son los mismos que llevan a diferentes granjas, así como son los mismos camiones.

Esta situación no debe de permitirse, como tampoco enterrar la mortalidad. Partamos del hecho de que desde 2011 en Europa está prohibido el enterramiento de cadáveres de animales en granjas −y en Latinoamérica no tardará en llegar−, pues es además un tema de salubridad.

Los cadáveres generan líquidos y lixiviados que se filtran a la tierra y puede llegar a cualquier corriente de agua. Además, los animales en descomposición atraen a buitres y otras aves rapaces, al mismo tiempo del olor que emiten, que va a molestar a las comunidades aledañas a las granjas.

Lea el reporte completo en la última edición de Industria Avícola Noviembre 2017.

 

Comments powered by Disqus