Las unidades productoras de carne de pollo de Seara Alimentos, de Itapiranga, SC, y de genética del sector de huevos de Hy-Line do Brasil, de Nova Granada, SP, recibieron ayer el certificado de compartimentación entregado por el secretario ejecutivo del Ministerio de Agricultura, Industria Pecuaria y Abastecimiento (MAPA), Eumar Novacki, en la sede de la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), en São Paulo, SP, Brasil.

Recibido por el presidente ejecutivo de la ABPA, Francisco Turra, y por representantes de la dirección, del consejo directivo y de empresas asociadas, el secretario Novacki enfatizó la importancia del trabajo en pro de la conservación del estatus sanitario del sector productivo.

“Estamos empeñados en apoyar al sector en la ampliación de los programas de compartimentación, que colocan al país en la vanguardia de la bioseguridad internacional. Hay un intenso trabajo desarrollado por el Ministerio para que se fortalezca la estructura productiva de la avicultura brasileña”, afirmó.

Por su parte, Turra recordó que la compartimentación es un paso importante para reforzar la imagen del sector en el mercado internacional.

“Brasil es el único gran productor del mundo que nunca ha registrado influenza aviar en su territorio. Es también el primero en adoptar el modelo compartimentado de producción, que permite respuestas más efectivas en situaciones sanitarias. Son ventajas competitivas determinantes en el mercado internacional y que deben hacer al país avanzar todavía más como líder mundial de las exportaciones avícolas. En este momento de incontables desafíos para el sector, es fundamental recordarle al mundo que no somos líderes por casualidad”, resaltó.

Las unidades de Seara Alimentos y de Hy-Line do Brasil son las primeras productoras de carne de pollo y de genética de postura en recibir la certificación.

Además de representantes de la iniciativa privada, participaron en el encuentro miembros de los órganos de defensa agropecuaria estatal de Santa Catarina y de São Paulo.

Publicidad

Cómo funciona

La compartimentación es un programa que consiste básicamente en la estructuración de la producción en compartimentos, que mapean y aíslan plantas y estructuras de granjas.

Con este modelo productivo, la reacción a eventos epidemiológicos será más rápida y de control más fácil, lo que reduce el impacto económico generado y da mayor seguridad sanitaria a la cadena productiva.

Al mismo tiempo, por estar aislado, el sistema compartimentado proporciona mejores garantías de continuidad de las ventas internacionales en caso de eventualidades sanitarias.

Como único gran productor mundial en nunca haber registrado influenza aviar, Brasil gana con la compartimentación una gran ventaja competitiva en el mercado internacional al ofrecer mejores garantías a los clientes internacionales, además de hacer más efectiva la reducción de daños en eventos sanitarios ocasionales.

En la actualidad, están certificadas solo granjas de Cobb-Vantress (genética avícola de engorde). Están en fase final de compartimentación unidades productoras de pollos de engorde de BRF (Lucas do Rio Verde, GO) y de São Salvador Alimentos (SSA), además de productoras de genética de Aviagen y Hendrix Genetics.

Los proyectos de compartimentación de la avicultura se iniciaron en 2008 con el apoyo de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE).