Para este año, se prevé un rendimiento sin precedentes de 13 mil millones de bushels de maíz, la segunda mayor cosecha en la historia de Estados Unidos, junto con un aumento de 100 millones de bushels en las exportaciones, de acuerdo con los cálculos de oferta y demanda agrícolas mundiales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su siglas en inglés).

Se espera que la producción de maíz en el país sea 193 millones de bushels mayor que lo señalado en el informe del USDA de agosto. Este órgano proyecta que el rendimiento promedio nacional alcance una marca de 161.9 bushels por acre.

Según los cálculos, para el periodo 2009-2010 las exportaciones estadounidenses de maíz serán 100 millones mayores gracias a las demandas más altas de importación de Canadá y la menor producción en América del Sur y China. Los inventarios iniciales se redujeron 25 millones de bushels porque en 2008-2009 se espera un aumento en el uso del maíz para la producción de etanol.

También se espera un aumento de 9 millones de bushels en la producción de sorgo para 2009-2010. Se proyecta una disminución de 10 millones de bushels en los inventarios iniciales con base en un aumento de ese mismo volumen en las exportaciones correspondientes a 2008-2009. Se prevé que las exportaciones se mantengan en un nivel de 140 millones de bushels a causa de la estabilidad de la demanda en México.