Se dice que Brasil espera aumentos del rendimiento de granos de 4.8% en la cosecha 2009-2010. La producción podría llegar a las 141.6 millones de toneladas. Es la continuación de una fuerte cosecha de granos de 2008-2009 de 135.2 millones de toneladas.

Las ganancias pronosticadas se atribuyen a una mayor superficie sembrada y pronósticos favorables del tiempo. Se espera que en los próximos meses los agricultores siembren más soya, dados los bajos mercados del maíz.