En septiembre, en el caso pendiente de bancarrota, Pilgrim's Pride anunció que JBS, el mayor productor de carne de res del mundo, va a comprar el 64% de las acciones de la compañía por $800 millones de dólares en efectivo. Bajo los términos del plan, todos los acreedores de los deudores nombrados en el caso van a recibir el pago completo.

En otras noticias relacionadas, JBS SA, de Brasil, y su rival Bertin SA planean crear una sociedad inversionista (holding) para controlar a los empacadores de carne brasileños. Bertin tendrá un 40% de las acciones de la nueva compañía, mientras que JBS controla el 60%.

Reacción en EUA

Las noticias de la compra sorprendieron al mundo entero, más que nada en forma positiva. "Los informes de la compra de Pilgrim's Pride Corp. por el conglomerado brasileño de carne de res y de cerdo JBS va a tener impacto sobre la industria avícola de EUA. Si se aprueba la venta por parte del gobierno estadounidense, parece ser una gran oportunidad para ambas compañías", nos dijo Jim Sumner, Presidente de USAPEEC, el Consejo de Exportadores de Carne de Aves y Huevo de EUA.

"Pilgrim's Pride es el segundo procesador avícola de EUA. Aunque actualmente está pasando por una reorganización de bancarrota, la compañía espera surgir de la quiebra a finales de 2009. Pilgrim's Pride desempeña un papel muy importante en nuestra industria y en nuestra organización. Su adquisición por parte de JBS sin duda será bienvenida por los avicultores independientes que producen pollos bajo contrato para Pilgrim's Pride".

Sumner reiteró que "la compañía está bajo un nuevo y dinámico liderazgo, y se dice que espera emerger de la quiebra en una posición más fuerte que antes".

La realidad es que por casi un año, desde que Pilgrim’s declaró la bancarrota en diciembre 2008, ha existido bastante preocupación en EUA sobre lo que iba a pasar. Pilgrim’s tuvo que cerrar o vender varios complejos avícolas o plantas de procesamiento. Al comenzar el año era la empresa más grande de pollo de EUA, pero debido a las ventas y clausuras, Pilgrim’s le ha dejado la primera posición a Tyson. Así que, el rescate de Pilgrim’s se ve como algo muy positivo.

Reacción en Brasil

Aunque la compra de Pilgrim’s Pride por JBS ha recibido mucha cobertura en EUA, la reacción en Brasil ha sido mucho más atenuada.

En palabras del Ing. Fabio Nunes, consultor y experto de la industria avícola brasileña: “Creo que las compañías brasileñas de carne de pollo, de cerdo y de res todavía están tratando de entender cuáles serán los efectos a corto, mediano y largo plazo de estas adquisiciones para los mercados brasileño e internacional.

“Actualmente, la única ‘reacción’ de la prensa y del público ha venido por parte del gobierno, debido a sus prometedoras perspectivas nacionales e internacionales.

“Si echamos un vistazo a la cartera de producción solamente de JBS/Pilgrim’s, las compañías brasileñas que tienen que ver con carne de pollo y de cerdo parecen estar inmunes de forma local, pero muy bien podrían estar afectadas por la presencia de Pilgrim’s en el mercado internacional de carne de pollo.

“Sin embargo, cuando se añade Bertin a la cartera de JBS, entonces empieza a verse una competencia en otros segmentos del mercado, como los productos lácteos, donde las compañías avícolas como Brasil Foods (Perdigão) también están muy activas. Esto parece pronosticar una futura guerrilla en diferentes segmentos con diferentes competidores”, dice Nunes.

Con respecto a la posibilidad de que JBS entre al sector avícola en Brasil, Nunes observa: “JBS es una compañía de muy bajo perfil. La inversión en los negocios de pollo en Brasil es una posibilidad real, pero sólo sabremos del acuerdo hasta el último momento.

“Entre las compañías locales avícolas, solamente Doux Frangosul tiene algo de atractivo, que cuenta con el 6% al 7% de la capacidad anual de sacrificio de Brasil. Sin embargo, Doux ya puso en claro recientemente que no está en venta”.

En lo que respecta a la reacción de los consumidores brasileños, Nunes comenta: “No creo que el consumidor brasileño esté consciente de lo que ha pasado en términos de la magnitud del negocio o del impacto sobre el mercado.

“Sin embargo, el sector de supermercados está muy consciente del impacto de estas fusiones en el largo plazo. La mayor concentración de estos negocios en todos los frentes: pollo, cerdo, res, productos lácteos y productos de procesamiento ulterior, van a estrechar la cartera de los proveedores medianos y grandes en Brasil, lo que muy bien podría reducir su poder de negociación”, comenta Nunes.

Marfrig compra Seara

A la misma vez que todos estaban mirando a JBS y Pilgrim’s, Marfrig informó de la compra de Seara Alimentos en Brasil por $900 millones de dólares.

Actualmente, Marfrig es la quinta empresa productora de pollo de Brasil, con una producción de 235 millones de pollos al año. Seara, que es parte de Cargill de Estados Unidos, es la tercera empresa más grande de pollo del país, con 333 millones de pollos al año. 

La prensa brasileña ya está llamando a este nuevo grupo BRF 2 – segundo a BRF, la unión entre Perdigão y Sadia. Por todo lo que se ve habrá mucha competencia entre estas dos empresas. Y aunque en Brasil JBS/Pilgrim’s no afectará al mercado de pollo, en el escenario de exportaciones, la competencia seguirá muy fuerte entre todas estas empresas.