Vigor, famosa marca brasileña de productos lácteos, fue adquirida por R$800 millones de reales por el grupo Bertin exactamente solo porque tenía el perfil de lo que la marca podría ser. 

Por primera vez en sus 90 años de historia, Vigor comienza a ampliar su marca a otros productos. Hace apenas un mes, inició la venta de pasta fresca para pizza, ravioles y capeletti. La semana pasada, los supermercados recibieron los primeros lotes de hamburguesas, albóndigas y quipe de carne.

Todavía faltan por llegar productos como pan de queso y la línea de congelados de pollo. Hasta finales de 2010 habrá 50 lanzamientos. Es como ampliar en 70% la cartera de la marca existente hasta ahora.

Bertin recientemente se asoció con JBS de Brasil, el productor de carne más grande del mundo.

Advertisement