Marfrig Alimentos, dueña de Seara y de Mabela, cerró 2009 con utilidades netas por R$679.1 millones de reales, lo que revierte las pérdidas de R$35.5 millones registradas en 2008.

La facturación de la compañía llegó a los R$10,280 millones de reales, un 52% superior a lo obtenido en el año anterior. La expansión acelerada ocurrió en función de la serie de adquisiciones recientes, entre las cuales está la de Seara, una de las mayores empresas de carnes del país.

Para reducir riesgos, Marfrig diversificó mercados y productos, con exportaciones a más de cien países.