Seara, controlada por Marfrig Alimentos, firmó un acuerdo de intención con el gobierno de Mato Grosso para la construcción de una unidad de sacrifico de aves en la ciudad de Jaciara, con una inversión prevista de R$150 millones de reales.

La planta tendrá una capacidad de sacrificio de 200 mil aves al día. El acuerdo se firmó el día 13 de marzo, por lo que ahora la empresa está evaluando áreas para la instalación del complejo industrial, que además de planta de sacrificio, tendrá granja de reproductoras, incubadora y planta de alimento balanceados.

Advertisement

Se espera que el complejo industrial genere casi 1,100 empleos directos y 1,000 indirectos, según el ayuntamiento. La construcción de la planta de sacrifico en Mato Grosso ampliará la capacidad de producción de aves y derivados de Marfrig.