La exportación de maíz, que llegó a los 7.8 millones de toneladas en 2009, todavía se desliza y sumó 1.8 millones en el primer trimestre de este año. El volumen es 30% inferior al del mismo período anterior, y las ventas externas de este año están por debajo de las expectativas del mercado, según la consultora Céleres.

La comercialización externa de maíz será más difícil este año, principalmente debido al reposicionamiento mundial de inventarios y a las cosechas elevadas en EUA y Argentina, dos de los principales exportadores mundiales.

Advertisement

Irán es uno de los puntos de sustentación de las exportaciones de maíz de Brasil. En marzo, ese país se quedó con 22% de todo el maíz exportado por los brasileños.

En forma interesante, la Asociación Nacional de Exportadores de Cereales (Anec) recientemente indicó que las exportaciones de maíz de Brasil en el año comercial 2010/11 (febrero/enero) podrán crecer hasta 11 millones de toneladas, un aumento de más de 40 por ciento en relación al total exportado en 2009/10.