En la inauguración de la Cumbre de los Pueblos sobre el Cambio Climático, que se celebra en Tiquipaya, Cochabamba, Bolivia. El presidente boliviano Evo Morales afirmó que las aves de granja que son engordadas con hormonas femeninas que provocan consecuencias en quienes las consumen.

En diversas partes del mundo surgieron críticas a las declaraciones del presidente Evo Morales, en las cuales él asoció el consumo de los alimentos transgénicos con la homosexualidad y calvicie.

El presidente de la Asociación Nacional de Avicultores de Santa Cruz en Bolivia, Ricardo Alandia, expresó el rechazo de su gremio al señalar que ni en Bolivia ni en Latinoamérica hay hormonas para pollo.

Además, el Sr. Alandia añadió “Es falso, es una vergüenza, es increíble. No sé quién le ha dicho al Presidente semejante cosa. Tenemos pruebas fehacientes de que no usamos hormonas”.

Advertisement

En Madrid, el biotecnólogo y profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas Pere Puig Domenech comentó que antes de que hubiera transgénicos ya había calvicie y homosexualidad. Además, aseguró que la introducción de las plantas transgénicas se realiza con controles “muy rigurosos” y que sus efectos sobre la salud humana y el medio ambiente están “controlados desde hace tiempo”.

El responsable de transgénicos de Greenpeace, Sr. Juan Felipe Carrasco reconoció que un líder “tiene que medir mucho más sus palabras” y precisó que las afirmaciones de Morales son “científicamente incorrectas”.

En Perú, el Ing. Julio Favre, miembro de la Asociación Peruana de Avicultura (APA), aclaró que los pollos que se venden en el Perú no tienen hormonas u otros elementos como antibióticos que causen homosexualidad. En ese sentido, consideró que Morales Ayma está demostrando “ignorancia”, luego de descartar que esta versión tenga alguna relación con la realidad o alguna base científica.