En México, ha aumentado en forma sostenida el consumo de carne de ave, con una tasa de 3,7% anual, desde el 2004 hasta el 2008. Este país, produce el 86% de su consumo interno. Sin embargo, es digno de resaltar que Chile es el segundo proveedor internacional después de Estados Unidos, el cual satisface cerca del 90% de esa necesidad, según un informe elaborado por la representación Agrícola de Chile en México.

Lo que hace la gran diferencia entre el producto proveniente de EUA y el chileno es el precio. El valor de exportación a México por cabeza de origen estadounidense es de U$ 1,37, mientras que para el producto de Chile es de U$ 2,88. Esta información fue entregada por el Centro Internacional de Comercio de México (ITC).

De acuerdo al informe de la representación Agrícola chilena, y según la Unión Nacional de Avicultores de México (UNA), existen variadas razones para el aumento del consumo por parte de los mexicanos. Entre ellas están que hay una gran diversidad y múltiples puntos de venta, al aumento de la demanda por parte de los restaurantes de comida rápida y que su precio es muy competitivo. Adicionalmente es considerado un alimento saludable por su bajo aporte en grasas, y a que es cocinado de diversas maneras.

A nivel doméstico, la empresa líder en el mercado de los productos avícolas mexicanos es Bachoco, compañía con más de 50 años de existencia. Ésta, en el período de 2008 a 2009, introdujo ventas por U$ 1.540,98 millones y tuvo un crecimiento de 9,5% en la comercialización de pollo. Bachoco tiene cerca de 600 granjas, 14 plantas procesadoras y oficinas en las principales ciudades mexicanas, exporta principalmente a Japón, Estados Unidos y la Comunidad Europea.

Para entrar al mercado mexicano es vital la elección del canal de ventas. El informe recalca que "de acuerdo con la UNA, el 50% de los consumidores de pollo prefieren comprar en pollerías de barrio, 30% en supermercados y 20% en tianguis o mercados tradicionales".

Advertisement

También se recomienda poner atención al mercado de la comida rápida, ya que debido a la crisis y a las campañas que el gobierno mexicano inició para combatir la obesidad, las transnacionales han incrementado la compra de carne de ave. Aquí, los productos chilenos por su alta calidad y precio competitivo pueden entrar con sus productos.

Otro elemento de especial atención es a las preferencias regionales del consumo, las que varían en forma notable.

De acuerdo a un informe de Ariztía México, empresa chilena presente en ese país desde 1978, es que el centro del país (Distrito Federal, Estado de México, Puebla, Guanajuato, Morelos), tiende a consumir más pollo con piel amarrilla, mientras que el resto del país prefiere el pollo de piel blanca.

En México, Chile tiene una excelente reputación en este mercado, ya que ha sabido llegar con productos de alta calidad, cumpliendo con las necesidades y el perfil de los consumidores de este país.