El Consejo Norteamericano de Granos (USGC) patrocinó a 21 representantes de la industria de alimentos balanceados de Centroamérica para que asistieran a un curso de control de calidad ofrecido por el Programa Internacional de Granos de la Universidad Estatal de Kansas.

En respuesta a las preocupaciones por la calidad del maíz estadounidense, el Consejo invitó a participantes de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá a tomar parte de una capacitación sobre el programa de inspección de granos del Servicio Federal de Inspección de Granos (FGIS, por sus siglas en inglés) de EUA.

Advertisement

El objetivo fue el de familiarizar a la industria centroamericana de alimentos balanceados con el control estandarizado de calidad de los granos del FGIS y eliminar las malas interpretaciones. "El año pasado, estos cinco países centroamericanos importaron 2.4 millones de toneladas (9.5 millones de bushels) de maíz de EUA. Son compradores muy importantes y confiables de granos forrajeros de EUA", declaró Kurt Schultz, director regional del USGC para Latinoamérica y el Caribe. "Hay una tremenda variabilidad en la comprensión no solo de las normas de calidad de los granos estadounidenses, sino también de cómo cada planta de alimentos balanceados implementa sus programas de control de calidad. Esto crea problemas para las plantas que no tienen programas de control de calidad para manejar la variabilidad natural que hay en los embarques de granos, que puede llevar a ineficiencias y pérdidas económicas de la planta".

Como parte de sus programas de servicio al cliente, el enfoque del Consejo en educar a operadores de plantas de alimentos balanceados sobre estas normas va a disipar algunas de las preocupaciones sobre calidad que puedan tener y le va a ayudar a diseñar un programa eficiente y redituable para tratar a la calidad de los granos.