El tradicional corte de cinta del encuentro, que se celebra en el marco del Día Nacional de la Avicultura de Argentina, estuvo a cargo de los ministros de Industria y Turismo, Débora Giorgi; y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; junto al presidente de la Cámara de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), Roberto Domenech; al titular de la Cámara Argentina de Productores Avícolas, Jorge Nazar.

Durante el corte de cinta, la Sra. Giorgi señaló “hoy tenemos una industria avícola que crece en calidad y volumen de producción, lo que permite abastecer un mayor consumo en el mercado interno y, al mismo tiempo, ser el sexto exportador avícola del mundo, ya que le vendemos a más de 60 países”.

El Sr. Domenech, por su parte, presentó el Plan Estratégico Avícola para Argentina 2011-2017, que tiene como objetivos: profundizar las ventajas competitivas del sector, impulsar un aumento de la producción en 50% y potenciar a Argentina como uno de los principales proveedores internacionales.

Esto requerirá, para los próximos 7 años, una inversión anual de más de 90 millones de dólares, y según datos del sector el consumo de carne aviar en Argentina se ha incrementado año tras año.

En 2009, el promedio de consumo por habitante fue de 33 kilogramos, 70% más respecto del año 2003.

El año pasado, según señala un comunicado de la cartera de Industria, se faenaron en el país 1.529 toneladas de carne aviar, 125% superior al 2002. El sector confía en crecer este año en 10%.

Las exportaciones argentinas de carne aviar crecieron más de 600% entre el año 2002 y el 2010.

Además, el sector exporta genética, tecnología, equipamientos y know how. Esta industria, que genera empleo para aproximadamente 50.000 personas en forma directa y 70.000 en forma indirecta, realizó inversiones por 600 millones de dólares desde el 2002 hasta la fecha de hoy.