Sustentabilidad, conveniencia, innovación y eficiencia operacional son los cuatro pilares estratégicos en los que Agrosuper sustenta su área de desarrollo de productos, que cuenta con un presupuesto de US$1 millón.

En todos estos procesos, es fundamental obtener ideas desde los propios consumidores, proveedores, mercado externo, empleados y universidades. Y este último es un ámbito en el que están haciendo un gran cambio puesto que hasta ahora la estrategia era comprar tecnología. Sin embargo, para algunos objetivos de la empresa, lo que existe ya no es suficiente.

Concretamente, el área está embarcada en un proyecto junto a la Pontificia Universidad Católica de Chile para aumentar la competitividad de las carnes blancas. Se trata de una iniciativa que contará con recursos por US$1 millón y que busca acogerse a la ley de incentivo tributario en inversión en I+D, con el objetivo de hacer investigaciones que ayuden a “incrementar la vida útil de nuestros productos frescos para exportación y así aumentar los mercados de comercialización y mejorar los retornos”, explica Cristián Meyer, subgerente desarrollo de productos.